La pequeñas y medianas empresas (Pymes) en México generan 72 por ciento del empleo y 52 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), sin embargo, son también son las más vulnerables, señala la compañía de seguros de propiedad y responsabilidad civil Chubb.

En un comunicado, indica que la mala administración, accidentes o desastres naturales, aunado a poco capital o que no tienen acceso a financiamiento, vuelven susceptibles de riesgos a estos negocios, por lo que la cultura de prevención debe ser una prioridad.

Recomendó por ello tomar un tiempo para analizar qué conocimientos pueden coadyuvar a emprender o mejorar una empresa, y tomar cursos gratuitos en línea o leer libros, ya sea de aspectos financieros, de administración o habilidades específicas del giro del negocio.

Asimismo, sugiere contar con cuentas bancarias separadas, una para las finanzas personales y familiares, y otra para el manejo de capital de la compañía, ya que es importante contar con cierta estabilidad económica que permita tener un respaldo.

Por otro lado, refiere que el capital humano es fundamental para el funcionamiento de una organización, por lo que es preciso cuidarlo y hacerlo crecer, ya que si los colaboradores no hacen bien su trabajo la empresa no rendirá frutos, aunque se invierta mucho dinero.

Debido a lo anterior, los empleados deben sentirse valorados, estar motivados y recibir capacitación continua y apropiada, con el objetivo que la empresa crezca.

Además, expone que para evitar imprevistos como incendios u otros accidentes naturales que puedan acabar con el negocio, aconseja contratar un seguro, pues más que un gasto, es una inversión que protege el patrimonio y lo que hará la diferencia entre recuperarse de un evento desafortunado o perderlo todo de un momento a otro.