El principal reto para el desarrollo del mercado de bonos verdes en el país es atraer a más emisores, en un entorno de incertidumbre por factores como el proceso electoral y el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN).

Al presentar los "Principios de Bonos Verdes MX", el Consejo Consultivo de Finanzas Climáticas (CCFC) estimó que en los próximos tres años México puede tener ya un mercado de bonos verdes activo y profundo.

El consejero general del CCFC, Guillermo Babatz, dijo en conferencia de prensa que "el principal reto hoy, ya teniendo toda esta infraestructura y esta reglamentación, es que haya más emisores". 

De igual forma, agregó que la publicación de estos Principios es un paso más en el desarrollo del mercado de bonos verdes que está naciendo en el país, el cual tiene mucho potencial.

En ese sentido, detalló que México deberá cumplir con los compromisos en materia de cambio climático firmados en París, y para ello se requerirán inversiones millonarias en proyectos verdes.

"Esto (los Principios de Bonos Verdes Mx) era un paso para definir qué es verde y qué no es verde", un elemento más para este mercado que se suma a la declataroia de los inversionistas por participar en bonos verdes, entre otros.

Sin embargo, consideró que todavía hay elementos que requieren desarrollo, como la participación de terceros independientes que dan su opinión sobre el impacto de los proyectos, pues hasta ahora las emisiones que se hicieron en el país tienen la firma de la misma empresa.

Babatz confío en que "en tres años este mercado debe ser mucho más activo y más profundo... tres años es un período razonable para que sea un mercado, para que haya emisiones de manera más cotidiana".

El director de Promoción y Emisoras de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Juan Manuel Olivo, manifestó su optimismo porque este mercado tendrá un desarrollo más rápido al que tuvieron otros instrumentos como los Certificados de Capital de Desarrollo (CKDes) o los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras).

Esto se debe a que el mercado de bonos verdes tiene su base en el mercado de deuda, que está consolidado, y donde las empresas ya tienen experiencia.

Precisó que entre 85 y 90 por ciento de lo que se financia en la BMV está en el mercado de renta fija, por lo que confió en que una vez que se supere el proceso de aprendizaje el mercado de bonos verdes tomará impulso.

México fue pionero en Latinoamérica en la emisión de bonos verdes; hasta ahora se tienen registradas en la BMV cinco emisiones, por un monto de cinco mil millones de pesos, a lo que se suman colocaciones hechas por emisores mexicanos en el extranjero.

El CCFC publicó los cinco Principios para Bonos Verdes Mx, que buscan estandarizar las emisiones de estos instrumentos, y al mismo tiempo cumplir con estándares internacionales.

Dichos principios son que los recursos provenientes de bonos verdes se destinarán sólo al financiamiento de proyectos verdes y se define el proceso para la evaluación y selección del proyecto.

Los principios también determinan la administración de recursos provenientes de la emisión, las reglas en materia de revelación de información y por último, la opinión de un tercer independiente.