Durante el primer semestre de 2018, las subastas de coberturas cambiarias establecidas por la Comisión de Cambios serán un esquema relevante para procurar que los movimientos del tipo de cambio se den de manera ordenada en el país.

El economista senior de BBVA Bancomer, Ivan Martínez Urquijo, destacó en un video análisis que lo anterior, de cara a la astringencia cambiaria que se estima esté presente en la primera parte del 2018.

Indicó que el programa de coberturas cambiarías implementado desde febrero del 2017 ha sido una medida acertada por parte del Banco de México (Banxico) y la Comisión de Cambios, al fortalecer las condiciones del mercado cambiario.

Así como para evitar episodios de escasez y falta de profundidad, que pudieran dar lugar a depreciaciones súbitas y condiciones de volatilidad extraordinarias.

Además refirió que el esquema basado en contratos de "forward" no entregables ha permitido al banco central proveer de liquidez al mercado, sin la necesidad de reducir las reservas internacionales, las cuales se han mantenido entre 172 mil millones y 175 mil millones de dólares.

Martínez Urquijo refirió que el mecanismo de coberturas de ninguna manera tiene como objetivo llevar la cotización del tipo de cambio a un nivel predeterminado, pues de acuerdo con el Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés), el monto diario de transacciones en pesos mexicanos a nivel global ronda en 100 mil millones de dólares.

Mientras que el programa total de coberturas cambiarias anunciado por las autoridades financieras asciende a 20 mil millones de dólares, es decir, el monto general del esquema es de alrededor del 20 por ciento de un día de transacciones de la moneda mexicana.

El economista afirmó que el esquema que provee coberturas a plazos menores a un año con renovaciones continuas ha influido para mejorar las condiciones del mercado cambiario, tan es así que el mismo Banxico ha reconocido que el programa ha influido para reducir la volatilidad futura del tipo de cambio.