El titular de la Secretaría de Turismo (Sectur), Enrique de la Madrid Cordero, señaló que se trabaja en modelos de innovación para adaptarse a los nuevos mercados laborales y cambio tecnológico y así convertir a México en el destino más amigable del mundo.

En un comunicado, abundó que el país adapta sus políticas públicas para atender uno de los principales retos de la industria, que es atraer más turistas internacionales.

El funcionario federal afirmó, en el marco de su participación en FITUR-2018 que se celebra en Madrid, España, que la meta es “hacer de México un país desarrollado en esta generación, y la actividad turística es una de las principales herramientas para lograrlo”.

Asimismo, reiteró que México podría escalar una posición más para ubicarse en el séptimo lugar del ranking mundial en captación de turistas internacionales, lo que confirmaría la tendencia de crecimiento de la actividad turística.

Por otra parte, detalló que en los últimos años desarrollaron programas conjuntos con las oficinas del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) en España y la empresa ibérica Globalia, para impulsar el turismo durante la temporada de verano de los destinos de ambos países.

Subrayó que el turismo procedente de España es de elevado poder adquisitivo, por ejemplo, 74 por ciento de los viajeros es de nivel educativo alto y el 93 por ciento corresponde a ingresos medio/altos y altos.

En este marco, De la Madrid Cordero sostuvo una reunión con Zurab Pololikashvili, secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT), con quién abordó los retos que enfrenta el sector a nivel internacional y en particular, en México.