Amantes de la música, el cine, el teatro y la comida, tendrán un nuevo espacio para complacer cada uno de sus gustos en Comunal, centro de espectáculos de la Ciudad de México que contará con un corredor gastronómico y una ludoteca.

Con el objetivo de abrirle las puertas de la cultura y las artes a la gente del barrio, y los más pequeños reciban un poco de estímulo para su desarrollo físico y mental, es que nace dicho espacio ubicado en Campeche 367, en la colonia Condesa.

Este renovado inmueble está conformado por la planta baja, con capacidad para entre 100 y 120 personas; un primer piso, destinado a la Ludoteca (cupo máximo de 40 personas entre niños y adultos); y La Terraza, diseñada por Alejandro Rubio para 100 personas y donde se realizarán conciertos, obras de teatro y ciclos de cine.

“Aquí sucederán actividades de todo tipo, el pilar base y corazón es su ludoteca, donde van a poder venir todos los niños para tener actividades recreativas y de distinta índole que les permita conectarse con su conciencia”, explicó Guram Lubaggi, director creativo de Comunal, quien señaló además que todas estas actividades serán gratuitas.

La ludoteca, que estará dirigida por Naya Roman, cuenta con áreas de lectura, alberca de pelotas, rampas para escalar, área de disfraces, de artes plásticas juguetes móviles y habrá variedad de talleres, clases de yoga, cuentacuentos, todo esto, con el objetivo de trabajar la motricidad fina, gruesa, estimulación temprana y visual de los pequeños.

“Queremos que la gente haga de este su espacio. En la terraza sucederán cuestiones culturales fundamentales. Una de las ideas de Comunal es acercar la cultura a las personas, sin costo”, continuó Lubaggi.

Para los ciclos de cine, los socios y propietarios de Comunal ya trabajan de la mano con Lourdes Elizarrarás, además de que ya se logró un convenio con la Cineteca Nacional. Algunos días los ciclos serán temáticos y en otras ocasiones abierto, en el que las personas podrán elegir de un listado al momento.

“No sólo es cine”, aclaró Lugabbi, “también habrá teatro (en formato micro teatro) y queremos que haya lecturas de guión, exámenes profesionales de actores. Hay muchas ideas para La Terraza, donde buscaremos retomar esta idea de MTV Unplugged y sucedan conciertos acústicos”.

Lo único que se tendrá que pagar en Comunal es el consumo de alimentos y bebidas, los cuales cubren la mayoría de sabores, ya que con el objetivo de complacer hasta el más exigente paladar, se diseñaron cuatro cocinas.

La primera de ellas será para el restaurante El Tanuki, una más para Bacon Bar, una tercera para Panadería Conde y el cuarto espacio está destinado para Don Kebab, uno de los primeros “food truck” en México.

“Creemos fielmente en que los esquemas de negocio tienen que cambiar. A nosotros nos va ir bien si la gente se siente cómoda lo que le permitirá venir y así consumir”.

El ambicioso proyecto lleva casi un año desarrollándose y será para la segunda quincena de enero cuando abra sus puertas. “Queremos verdaderamente ser un espacio modelo de cómo deben funcionar las cosas.

“Tenemos la intención de desarrollar otro tipo de convivencia. No queremos llamarnos sólo Comunal porque si, deseamos desde adentro, operar como una comunidad y desde esta pequeña trinchera, poner nuestro granito de arena en la sociedad”.

Al preguntarle sobre el costo que tendrán los alimentos, Pedro Moctezuma, uno de los socios del lugar, comentó que ofrecerán comida japonesa, francesa, mexicana y española “y te puedo decir que hicimos un estudio de mercado y los precios van desde 150 y 200 pesos para comer, más las bebidas, que también tendremos de todo tipo, variedad de vinos, cervezas, aguas frescas hasta exóticas”.

“Vengan a divertirse en familia, con su pareja, con quien quieran, aquí se vale de todo. Si tienen niños también pueden venir y convivir, además de que estarán muy bien cuidados, si tienen bebés se podrán entretener con estimulación temprana, canto, yoga y todas las actividades que ofrece la Ludoteca”.

Comunal panea abrir sus puertas a finales de mes y estará abierto de lunes a domingo de las 8:00 a las 24:00 horas. El bar se mantendrá hasta las 02:00 horas.