Sindicato Minero entra ilegalmente a ejidos de Nuevo Balsas: Minera

La empresa Minera Media Luna, filial de Torex Gold en Cocula, Guerrero, informó que aproximadamente 100 simpatizantes del sindicato minero de Napoleón Gómez Urrutia que en su mayoría no son...

La empresa Minera Media Luna, filial de Torex Gold en Cocula, Guerrero, informó que aproximadamente 100 simpatizantes del sindicato minero de Napoleón Gómez Urrutia que en su mayoría no son trabajadores de la empresa allanaron ilegalmente el ejido de Nuevo Balsas, donde opera la compañía.

En un comunicado, la firma minera refirió que la acción que argumenta fue sin consentimiento de los pobladores de Nuevo Balsas, ocurrió después de que pobladores y trabajadores en contra del bloqueo ilegal que mantiene el sindicato, buscaran reactivar sus labores en las áreas que se ubican dentro del ejido de Nuevo Balsas.

Sin embargo, los paristas entraron al interior de la empresa de forma ilegal amedrentando a los pobladores y los trabajadores, acción que alarmó a pobladores de Nuevo Balsas y de otras localidades aledañas que han manifestado su apoyo a la empresa.

Para el CEO de Torex Gold, Fred Stanford, “la mayoría de los empleados quiere regresar al trabajo, incluso ante las amenazas de violencia y sabotaje de los bloqueadores, algunos han regresado al complejo de minas de El Limón–Los Guajes para ayudar con el reinicio de las operaciones ".

"Agradecemos a las comunidades y a los empleados por su apoyo público a la mina y sus continuas solicitudes de intervención gubernamental para hacer cumplir el estado de derecho”, abundó.

Añadió que los trabajadores de Minera Media Luna realizaron un proceso notariado públicamente de voto libre y secreto para retornar a sus actividades laborales el pasado 14 de diciembre, en el que 99.2 por ciento de los trabajadores afirmó su interés por regresar a trabajar.

En este marco, el comisario de Nuevo Balsas, David Díaz, exigió que la gendarmería apoye a evitar conflictos, y permita a los trabajadores regresar a laborar.

Por su parte, el líder del sindicato minero en Guerrero, Indalecio Pérez Morones, durante una entrevista telefónica con un medio local de información, también señaló que “los trabajadores en paro ya no quieren el recuento de votos para seleccionar un sindicato”, sino más bien la imposición y reconocimiento directo del sindicato Minero de Napoleón Gómez Urrutia, ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.”

A su vez, el presidente municipal de Cocula, Erik Ulises Ramírez Crespo, solicitó el apoyo de la gendarmería y la policía federal para resolver este conflicto.

“Queremos que se resuelva lo más pronto posible esta situación. Por ello, exhorto a los diversos niveles de gobierno a que abonemos a la solución del problema que supuestamente era sindical, pero que ahora se ha vuelto un problema social que afecta a varias comunidades. Esto no es un paro sindical”.

Ramírez Crespo informó en documento oficial dirigido al gobernador de la entidad, Héctor Astudillo Flores que trabajadores sindicalizados de la minera, junto a ciudadanos de Nuevo Balsas, “determinaron iniciar operaciones en la empresa minera, exclusivamente en su ejido, respetando el bloqueo que mantienen otras comunidades”.