El programa de erradicación de casuarina de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) en la zona hotelera de Cancún, concluyó con éxito tras el retiro de alrededor de 70 piezas, informó Liane Aké Canto, subdirectora de Ecología del municipio de Benito Juárez.

Explicó que este programa se implementó para buscar la recuperación de zonas con vegetación nativa y garantizar la permanencia de las especies locales, permitiendo con ello el adecuado funcionamiento de los sistemas de manglar y arrecifes de coral, gracias al trabajo interinstitucional emprendido el Ayuntamiento de Benito Juárez.

Según explicó, se trata de un trabajo que desde hace 11 años realiza la Conanp y que en 2017 el municipio de Benito Juárez, se sumó para la protección de la flora y fauna del Área de Protección de Flora y Fauna “Manglares de Nichupté”.

Precisó que los trabajos consistieron en retirar la casuarina, una especie considerada como invasora y sustituirla por nativas, como es la uva de mar y mangle botoncillo, lo que permitirá controlar esta plaga que afecta nuestro sistema lagunar.

La funcionaria añadió que estas acciones se realizaron en el área que comprende del kilómetro cero hasta el 5 de la avenida Kukulkán, en la zona hotelera, es decir dentro del polígono que aun corresponde al municipio y en la que se encontraban gran cantidad de estos ejemplares.

Aké Canto comentó que como parte de los preparativos para realizar estos trabajos, se realizaron seis reuniones, que se inventariaron 68 árboles, que 68 fueron removidos, lo que significó el retiro de 53.37 metros cúbicos de material vegetal

Asimismo, explicó que se retiraron 71.7 metros cúbicos de troncos, que participaron 20 instituciones y 77 personas a lo largo de 13 jornadas realizadas.

Aké Canto explicó que la casuarina equisetifolia es una plaga que no tiene depredador y afecta directamente nuestras áreas protegidas.

Por ello  añadió, la Conanp y el Ayuntamiento de Benito Juárez hicieron esfuerzos en conjunto para controlar y erradicar realizando el “Programa de Control y Sustitución de la Casuarina en Benito Juárez”, que consiste en retirar las especies invasoras de casuarina y reforestar con especies nativas de la región como el mangle botoncillo.