Recital coral abre actividades artísticas del Museo José Luis Cuevas

Con la presentación del grupo Coral Mexicano, a cargo de su director Justino Altamirano González, el Museo José Luis Cuevas arrancó su calendario de actividades artísticas de 2018, al ritmo de un...

Con la presentación del grupo Coral Mexicano, a cargo de su director Justino Altamirano González, el Museo José Luis Cuevas arrancó su calendario de actividades artísticas de 2018, al ritmo de un repertorio que fue de las canciones mexicanas al folclor ruso, pasando por villancicos y sones jarochos. 

Al pie de la monumental escultura de La Giganta, la agrupación fundada por Ramón Noble Olivares, engalanó la tarde para las personas, en su mayoría de la tercera edad, que se dieron cita para escuchar 26 temas de 16 compositores del periodo barroco y el clasicismo, villancicos y canciones mexicanas.

La agrupación, conformada por 18 coristas que se han presentado en festivales como el Cervantino y el Coral Internacional de Artes y Letras de Sor Juana Inés de la Cruz, deleitó con obras de Wolfgan Amadeus Mozart, Johann Sebastian Bach, Iván P. Larionov, Claude Francois-Jacques Revaux, Miguel Bernal Jiménez, Pepe Guizar y Manuel. M Ponce, por mencionar algunos.

Con una buena entrada, incluso en el museo, donde destaca la exposición “Homenaje a José Luis Cuevas y su colección. 25 años”, los coristas y su director, quien los acompañó al piano, arrancaron su presentación con “In dulci jubilo”, un villancico tradicional alemán, para continuar con “Ave Verum Corpus”, de Mozart y “Ave María", de Ramón Noble Olivares.

Sin mediar palabra entre los asistentes y sólo agradeciendo los aplausos entre pieza y pieza, Altamirano González continuó con “Aleluia”, de Miguel Bernal Jiménez, basado en el tema compuesto por Georg Friedrich Händel y que comúnmente se canta la víspera de Navidad.

Otra de las piezas que gustaron fue “Kalinka”, la cual muchos tienen identificada como canción folclórica rusa, que formaba parte de una obra teatral; la palabra “Kalinka”, celebra un arbusto de "bayas de nieve" ruso.

La tarde continuó con un tema tradicional boliviano “La Llama”, dedicado al mamífero del Altiplano de los Andes de Perú, Bolivia, Chile, Ecuador y Argentina; otra de las obras que fueron muy aplaudidas fue “La Bikina”, de Alejandro Fuentes.

La recta final sorprendió con temas tradicionales mexicanos como “La llorona”, “Te vengo a decir adiós”; “Chapala”, de Pepe Guízar; “Estrellita”, de Manuel M. Ponce, y cerrar con “La cucaracha” y “La bamba”.

Al final, los aplausos arroparon a los coristas y pianistas, quienes, con una ligera inclinación de sus cabezas, agradecieron la presencia de los asistentes.