Sentencias por crímenes migratorios disminuyen en EUA

El número de sentencias dictadas en Estados Unidos por crímenes relacionados con la migración disminuyó en 2017 respecto de los dos años anteriores, en especial para aquellos delitos considerados...

El número de sentencias dictadas en Estados Unidos por crímenes relacionados con la migración disminuyó en 2017 respecto de los dos años anteriores, en especial para aquellos delitos considerados serios o que implican condenas de más de un año de prisión.

En un análisis difundido esta semana con base en datos del gobierno federal, el proyecto TRAC de la Universidad de Syracuse informó que solamente en los meses de agosto y de octubre de 2017 se reportaron más sentencias criminales por delitos migratorios en Estados Unidos que en 2016.

Durante los meses restantes de 2017 se registraron menos sentencias criminales por delitos migratorios que en 2016, y en todos los meses fueron menores a las cifras de 2015.

“A pesar del llamado del fiscal general Jeff Sessions para un mayor procesamiento judicial de los delitos de inmigración, hasta ahora el número de enjuiciamientos y condenas penales ha sido aproximadamente igual o inferior al número de años anteriores”, destacó TRAC.

El análisis precisó que en el mes de noviembre, por ejemplo, el gobierno informó de cuatro mil 758 condenas de inmigración, de las cuales solo 576, 12.1 por ciento implicaron una pena de prisión de un año o más.

Esto sugeriría que la mayoría de estas condenas fueron por violaciones consideradas relativamente menores, puntualizó TRAC.

De hecho, centrándose solo en condenas con una pena de prisión de un año o más, la cifra de noviembre de 2017 disminuyó 10.0 por ciento respecto del mismo mes de 2016, y 41.1 por ciento por comparados con los niveles de hace cinco años, destacó el análisis.

La baja en las sentencias criminales durante el primer año del gobierno de Donald Trump se debió al menos en parte a que las aprehensiones de inmigrantes en la frontera disminuyeron al inicio de su gobierno, aunque comenzaron a subir de nuevo a partir de mayo de 2017.

Así, “cuando los arrestos de la patrulla fronteriza comenzaron a subir, también lo hizo la cantidad de enjuiciamientos criminales”, señaló el análisis.

La mayoría de las sentencias de más de un año de prisión, 77 por ciento, fue para personas que reingresaron a Estados Unidos de manera indocumentada; el 20 por ciento se relacionó con el ingreso o alojamiento de inmigrantes indocumentados.