El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró hoy ante el secretario general de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, que el principal desafío del país en el postconflicto es garantizar la seguridad en las zonas rurales.

“Somos conscientes de los desafíos a los que nos enfrentamos: el más importante tiene que ver con la seguridad en las zonas rurales que padecieron durante mucho tiempo el conflicto armado. Ese es un tema prioritario para el gobierno. Por eso hemos tomado medidas serias y efectivas”, dijo Santos.

El mandatario colombiano entregó una declaración al finalizar su encuentro con Guterres, quien inició este sábado una visita de dos días a Colombia para conocer de primera mano los avances de la implementación de los acuerdos de paz con la desmovilizada guerrilla de las FARC.

Santos destacó que una de “las fortalezas de ese proceso ha sido, precisamente, el sistema de monitoreo y verificación liderado por Naciones Unidas”.

Esta semana, ante el Consejo de Seguridad de la ONU, el vicepresidente colombiano, general Óscar Naranjo, presentó un informe sobre "cómo hemos venido cumpliendo con la implementación de los acuerdos de La Habana”, Cuba, recordó.

En esa sesión, se destacó el esfuerzo de “Colombia para poner fin al conflicto armado. Y en el día de hoy le hemos reiterado al secretario Guterres nuestra determinación de seguir avanzando en esa dirección”.

“Ayer mismo, Cuba y Noruega (países garantes del proceso de paz) destacaron el papel que la misión de verificación de Naciones Unidas tiene en áreas claves para el cumplimiento" del acuerdo de paz suscrito en noviembre de 2016 entre el gobierno y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ahora convertido en partido político. 

Para Santos, el respaldo de la comunidad internacional “es muy importante (...) la solución política y negociada del conflicto en Colombia puede servir de ejemplo para la solución de otros conflictos en el mundo”.

En el encuentro, se abordó también la situación del proceso de negociación con el insurgente Ejército de Liberación Nacional (ELN), que en la última semana lanzó una ofensiva terrorista contra la infraestructura petrolera y unidades militares.

El tema de Venezuela fue otro de los aspectos que Santos trató con Guterres, a quien le manifestó que la crisis en ese país "se torna cada día más grave", con repercusiones para Colombia y la región, y aseveró que la ONU puede aportar su experiencia para la solución de este tipo de situaciones.

El mandatario colombiano indicó que la relación de su país con Naciones Unidas "va más allá del tema de la paz" e hizo un recuento de los compromisos de Colombia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, adoptados en 2015, y que ahora son la columna vertebral de la Agenda 2030 que impulsa el organismo internacional.