La Facultad de Odontología (FO) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) instaló 80 simuladores Nissin Dental en dos laboratorios, a fin de que sus alumnos reciban la más alta capacitación para practicar, experimentar y mejorar sus habilidades en la profesión.

El especialista y académico de esa unidad académica, Juan Alberto Sámano Maldonado, explicó que aparatos de este tipo simulan el torso de la persona y tienen una cabeza con imán que permite a los jóvenes trabajar como si realmente se tratara de un paciente.

Aseguró que de esta forma se pone a prueba a los alumnos con equipos que son anatómicamente similares a la boca humana, lo que les permite practicar ciertas destrezas que serían difíciles desarrollar en la etapa de estudio.

Sámano Maldonado indicó que con el apoyo de proyecciones se enseña a los alumnos a practicar con los simuladores.

“Antes teníamos que sentarnos con cada uno de los alumnos para explicarles qué hacer y ahora el aprendizaje ha mejorado mucho”, finalizó el también integrante de la Academia Mexicana de Odontología Restauradora.