Personajes con trajes de hilo de leds acompañados por proyecciones de animación llevan a escena un relato de la cultura huichol en la obra infantil “Salimos del mar y soñamos el mundo”, de Felipe Rodríguez, que bajo la dirección de Nora Manneck, se estrenará el 14 de enero en el Teatro Helénico.

Previo a un ensayo general, Nora Manneck, explicó que el tema central de la obra  que ofrecerá funciones los domingos hasta el 1 de abril es la creación del mundo e invita a los espectadores, sobre todo a los niños, a utilizar su imaginación y dejar de lado los dispositivos móviles.  

En la historia hay tres personajes centrales con nombres huicholes que salen del mar y se encuentran con un lobo, empiezan a soñar lo bello y lo feo, por ejemplo Maxacuaxi (Erick Israel Consuelo) sueña con los gigantes que son malos y estos se hacen realidad, por lo que aparecen de la nada.

Agregó que los otros dos personajes Kauyumari (Asur Zágada) y Takutsi (María José Vargas), logran ir en contra de la fuerza del mal y vencer los obstáculos para seguir en busca y del encuentro del Sol, donde todo se hace visible.

Destacó que la obra no cuenta con una escenografía, todo es con animación y los actores se mueven dentro de cuatro pantallas en un proyecto apoyado por el Tecnológico de Monterrey, campus Toluca.

Otra novedad es el vestuario, creado por Yolotzin García, porque los trajes, que surgieron de la estética huichol, contienen hilos de luces de leds, así como los gigantes, para darle ese toque especial, con mecanismos electrónicos.

“Salimos del mar y soñamos el mundo”, de Felipe Rodríguez, bajo la dirección de Nora Manneck, planeta que de acuerdo con la cosmovisión de los huicholes en el principio de todo solo había agua y que en medio de ese mar infinito y oscuro vivían tres dioses que no hacían nada más que nadar y flotar. Hasta que se aburrieron, por lo que cerraron los ojos y comenzaron a imaginar.