Misterio e imaginación son fundamentales en el arte: Luis López Loza

Para el pintor mexicano Luis López Loza (1939) lo importante en una obra de arte es ver más allá de lo evidente, el misterio, la fantasía y la imaginación, “pinto cosas fuera de sí, fuera de mí, de...

Para el pintor mexicano Luis López Loza (1939) lo importante en una obra de arte es ver más allá de lo evidente, el misterio, la fantasía y la imaginación, “pinto cosas fuera de sí, fuera de mí, de todo lo existente real; me molesta la realidad a veces porque siento que se termina pronto, es muy efímera”.

El artista, quien actualmente trabaja en desarrollar más aún su conocimiento del grabado y en la realización de esculturas en mármol, aseguró que el color también tiene una dimensión significativa en cada obra que realiza.

“Para mí es básico, es muy importante, yo llevo años estudiando el color, me fascinan los cuadros de Kandinsky, tienen mucho oficio en el sentido del color; los cuadros de Paul Klee”, señaló el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2010 en una entrevista difundida por la Secretaría de Cultura federal.

Luis López Loza pertenece a la Generación de la Ruptura, estudió en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”, el Pratt Graphic Art Center de Nueva York y en el Centro Superior de Artes Aplicadas en la Ciudad de México.

En su estudio de la colonia Condesa, el artista plástico aseguró que “la mayoría de los pintores son adictos a encontrar quiénes son a través del color, yo he buscado mis pigmentos, he ido hasta Alemania, tengo ahí unos amigos que muelen mis pigmentos, especialmente, los colores que uso son muy particulares”.

Además, confesó, sigue peleando la idea del dibujo y la estructura, “porque aun siendo abstracto, muy abstracto, tiene estructura por eso puede uno puede decir ‘mira qué buen cuadro’, sino cualquier lo haría, hay un estudio en el arte abstracto, siempre hay una disciplina atrás de todo eso”.

Miembro de número de la Academia de las Artes de México y Beca Guggenheim, Luis López Loza destacó que el grabado es muy importante “porque uno manifiesta mucho más la experiencia del dibujo y de las tonalidades, un negro en grabado nunca es negro, hay grabados en diferentes tonalidades, hay negro cálidos y fríos, negros en tonos mayores y tonos menores”.

El artista plástico ha presentado más de 50 exposiciones individuales en importantes galerías y museos del mundo, en algunas conservan obra del artista, como el Museo Nacional de Arte de Polonia, Museo de Arte en Nueva York, Casa de las Américas de La Habana, Cuba, y el Museo de Arte Moderno en México.

Finalmente, señaló que actualmente está pintando cuadros muy grandes, esculturas en mármol y trata de encontrar cómo se desarrolla una forma y siempre encuentra que es una especie de balón que hay que estar desenvolviendo para que quede en una forma pura, plena, he estado mucho en eso.

Continuamente a Aguascalientes, para trabajar en un taller en donde se dedica a su gran pasión, el grabado “creo que es un buen sitio para trabajar, no se habla más que de grabado. Hemos hecho muchos trabajos, hemos ilustrado libros, mucha obra”.