Plasmar arte en la piel, trabajo que hace con pasión tatuador "Korn"

Desde hace siete años, Israel García, mejor conocido como “Korn”, ha trabajado como tatuador en León, Guanajuato, una profesión que le nació desde la infancia cuando su pasión principal era la de...

Desde hace siete años, Israel García, mejor conocido como “Korn”, ha trabajado como tatuador en León, Guanajuato, una profesión que le nació desde la infancia cuando su pasión principal era la de dibujar.

En entrevista con Notimex, puntualizó que prefiere desempeñarse en el estilo neotradicional, que se caracteriza por tener toques realistas, detallados, sin dejar atrás las bases fundamentales del estilo tradicional americano.

Dijo que empezó a trabajar plasmando este arte en la piel, con sus amigos, hasta que llegó a ir a un estudio profesional, donde le dieron la oportunidad de aprender bastante acerca de esto.

“Cuando era niño dibujaba mucho, me empezaron a gustar los tatuajes por curiosidad, me adentré poco a poco, hasta que se me abrieron las puertas”, subrayó el artista de 32 años de edad.

"Lo que más le llena de orgullo es el hecho de saber que a la gente le gusta su esfuerzo y más que nada, que se dejen plasmar esos dibujos en su piel, para toda la vida”.

Asimismo, piensa que lo más complicado es crecer y mantenerse en este ambiente, ya que hay muchas técnicas y diseños que se aprenden diariamente, pero que con la experiencia se mejoran.

“Cuando empezaba yo creo que habían chavos que no les gustaban mis tatuajes, porque tal vez no me quedaban a la perfección, de buena calidad, ahora sí que vamos aprendiendo y cada día vamos creciendo”, comentó.

De igual manera, reflexiona que todo está difícil en este sector, pero en específico los tatuajes de color, informó, pueden tardar más tiempo de lo normal, que los que usan sombras negras y “los que son muy elaborados, más realistas, cosas que yo no hago”.

Por otro lado, considera que cada día va creciendo este trabajo en México, a pesar de que “todavía seguimos en pañales en comparación con otros países o continentes”.

“Ha ido evolucionando mucho, cada día hay tatuadores que tienen un nivel muy avanzado y eso es muy bueno, pero todavía vamos muy atrás en comparación con Estados Unidos o Europa”.

Contó que en Estados Unidos se popularizó más rápido el tatuaje, pero en territorio mexicano lleva menos tiempo.

Finalmente, relató que siempre que hace un tatuaje prepara el material de manera detallada, utilizando productos nuevos, estériles, colocando las agujas en unos tubos, ya sean de acero o de plástico desechables “se empotra la máquina y se preparan las tintas y el lugar que se va a tatuar”, concluyó.