Prevén en 2018 ciberataques más automatizados

Los ciberataques masivos con malware como WannaCry, NotPetya y Mirai, deben poner en alerta a los usuarios de la red, ya que con la llegada de dispositivos conectados al Internet de las Cosas (IoT...

Los ciberataques masivos con malware como WannaCry, NotPetya y Mirai, deben poner en alerta a los usuarios de la red, ya que con la llegada de dispositivos conectados al Internet de las Cosas (IoT), la exposición a los agravios de los ciberdelincuentes es mayor.

En entrevista con Notimex, el líder de la empresa de tecnología Fortinet México, David Ramírez, señaló que una tendencia que se verá en 2018, en cuanto a las costumbres de los ciberatacantes, será la automatización de las amenazas, debido a que los ciberdelincuentes también adoptan herramientas como la Inteligencia Artificial (IA) para trabajar.

“Para las amenazas del próximo año se espera más automatización, está quedando muy claro que así como las empresas y la industria de seguridad nos encargamos de usar tecnologías de IA para hacer más efectiva la protección contra nuevas amenazas, los atacantes cada vez usarán las mismas herramientas para eludir la IA de detección de amenazas”, sostuvo.

Para proteger la información sensible con la adopción masiva del IoT, no basta con tener instalado antivirus en algunos de los dispositivos con los que interactúan los usuarios, tales como computadoras y smartphones, sino que los expertos recomiendan la construcción de arquitecturas de seguridad y la adopción de buenos hábitos de higiene cibernética.

“La mejor protección consiste en una higiene básica y en contar con arquitecturas de seguridad, no con productos puntuales, ya que así es más fácil que haya comunicación entre los dispositivos y que la respuesta a incidentes sea automatizada y la reacción sea proactiva”, dijo.

Refirió que se prevé que la gravedad de los ataques sea mayor, pues la cantidad de dispositivos que estarán conectados a Internet será cada vez mayor y no es posible que todos estos aparatos tengan medidas de protección en contra del software malicioso que lanzan los ciberdelincuentes.

Sin estar en auge el IoT, los laboratorios de FortiGuard registraron 2.9 billones de comunicaciones de Botnet en el primer trimestre de 2017 y el número va en aumento entre más dispositivos conectados se tienen.

“Hoy en día es posible comprar plataformas de malware como si fueran servicios, con un grupo de personas que se dedican a programar malware para ver si se puede robar dinero. El cibercrimen llegó para quedarse y estamos en un momento en que el cibercrimen está desarrollándose más”, advirtió el directivo

Sin embargo la exposición a la que se estarán enfrentando los usuarios no es motivo para alarmarse de más y pretender que se puede vivir desconectado, más bien es algo que deberá ser aprovechado para mejorar los sistemas de seguridad y construir la arquitectura que mantenga a salvo lo que es necesario proteger.

“No debemos quedarnos con la parte negativa de esto. El mundo no se va a detener por las amenazas electrónicas, lo importante es empezar a ser más conscientes de los riesgos que hay para aprender a vivir con ellos y afrontarlos. Poco a poco la sociedad y los gobiernos se van ir adaptando al nuevo vector de amenazas y adoptar los mecanismos tecnológicos que permitan integrar diversas áreas”, explicó.

El panorama de ataques cibernéticos es un tanto desalentador debido al nivel de exposición al que se enfrenta el usuario de los dispositivos conectados a Internet; sin embargo, 2018 será un año en el que los usuarios podrán ver la importancia de mantener sus datos seguros y de ver qué tan necesaria les es la hiperconectividad con diversos aparatos.