Propone UABCS acuaponía como opción de aprovechamiento de recursos

El reto que representa la escasez de recursos, como el agua, ha impulsado propuestas de científicos de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) dirigidas a la sustentabilidad y al...

El reto que representa la escasez de recursos, como el agua, ha impulsado propuestas de científicos de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) dirigidas a la sustentabilidad y al aprovechamiento de esos recursos.

Sergio Noé Águila Villagómez, Biólogo Marino por la UABCS, señaló que una de estas propuestas es la acuaponía, que es una combinación entre dos prácticas: la acuicultura y la hidroponía.

La primera de ellas, dijo, es una técnica que fomenta la reproducción y crianza de peces, moluscos y algas; la segunda, un método utilizado para sembrar plantas mediante soluciones minerales mezcladas con agua en lugar de suelo agrícola.

De esta forma, con la acuaponía se pueden criar peces y aprovechar los nutrimentos que producen éstos en el agua, para utilizarlos en el cultivo de plantas, explicó Águila Villagómez, durante una exposición de esta técnica.

Señaló que gracias al aprovechamiento de los desechos nitrogenados de los peces, que son amonio y amoniaco, es que se pueden nutrir las especies vegetales, comentó al explicar acerca del proceso que se debe realizar.

“Primero, pasamos los desechos por un filtro biológico que transforma ese amonio en nitratos y, luego, en nitritos; lo que resulta es lo que aprovechan las plantas”, dijo.

Una vez que pasan por este proceso, resaltó, “el agua regresa al tanque ya limpia de los amonios que son tóxicos para los peces, con la finalidad de reiniciar el ciclo”.

Durante la presentación, Sergio Águila dio a conocer dos propuestas que están diseñadas para aplicarse en el interior de una vivienda: 

Una de ellas, emplea un estanque común con peces pequeños, que abastece de nutrimentos a una planta de ornato, y la segunda es similar, sólo que está diseñada para el cultivo de hortalizas a media escala, como albahaca, lechuga, calabacita, cilantro, chile, por mencionar algunos ejemplos.

En ambos modelos, los peces no se crían para después ser consumidos, ya que forman parte del atractivo visual, explica el joven universitario; “son peces beta que pueden tenerse en una pecera común”.

No obstante, anotó, “el sistema más eficiente es en el que combinas el cultivo de un organismo que sí podrías comer como la tilapia, la carpa o langostinos, al mismo tiempo que produces algunos cultivos como las hortalizas”.

Subrayó que para el desarrollo de este tipo de técnicas no se necesita conocimiento teórico muy profundo, ya que los sistemas caseros son sencillos de construirse.

Enfatizó que son artefactos que necesitan muy poco mantenimiento y son una buena opción para el aprovechamiento del agua. Lo que sí es necesario es vigilar algunos aspectos como los niveles de acidez del agua, la temperatura o la salud de los peces, aseveró.