Consejos notariales para comenzar un negocio

Inicia el año y con él vienen nuevos planes, nuevos negocios y es el momento donde se debe pensar en qué tipo de sociedad conviene elegir, ya que esto ayuda a dar formalidad al negocio cuando se...

Inicia el año y con él vienen nuevos planes, nuevos negocios y es el momento donde se debe pensar en qué tipo de sociedad conviene elegir, ya que esto ayuda a dar formalidad al negocio cuando se tiene uno o varios socios y permite calificar como sujeto de crédito.

Por ello, el Colegio Nacional del Notariado Mexicano hace una serie de recomendaciones esenciales para iniciar o emprender ese negocio el cual ya se tenía en mente, pero no se sabía cómo iniciarlo.

En la primera recomendación, el Notariado aconseja que si se cuenta con uno o varios socios es primordial conformar una sociedad, porque muchas veces un acuerdo de voluntades no garantiza que siempre habrá coincidencia de puntos de vista.

En este caso se debe acudir ante un notario público, quién asesorará sobre aspectos básicos de la sociedad, como qué tipo de sociedad se debe elegir, qué obligaciones debe tener cada socio, qué pasa si uno de los socios quiere salir de la sociedad o si uno de ellos muere.

El siguiente consejo es el elegir qué tipo de sociedad es la apropiada, donde las más comunes son la Sociedad Anónima (S.A) y la Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.R.L.), pero el notario debe ayudar a definir qué sociedad es más conveniente para el negocio.

Otro de los puntos a considerar son las obligaciones de los socios, ya que dependen del tipo de sociedad y del capital invertido, ya que en general el socio mayoritario tendrá más responsabilidades dentro de la sociedad.

asimismo, se deben definir las reglas para el ejercicio del voto para la toma de decisiones y crear mecanismos de solución de controversias entre accionistas o socios.

Otra de las opciones de la sociedad es si será de capital variable o limitado, ya que la sociedad de capital variable es aquella en la que el capital puede ser aumentado por aportaciones posteriores de los accionistas o socios, o por la admisión de nuevos integrantes.

Finalmente piden tener en cuenta una estrategia de entrada y de salida, porque es importante definir desde la conformación de la sociedad las condiciones de entrada de un nuevo socio y los términos de salida que permiten que alguno abandone la empresa.

También deben establecer las causas para la exclusión de socios, así como establecer restricciones en la transmisión de acciones.

Finalmente, los notarios recuerdan que comenzar con una empresa es un paso trascendente, por lo que contar con la asesoría adecuada de un notario será un factor decisivo en el nacimiento y la operación de la misma.