Elaboran planos arquitectónicos de escuelas del Centro Histórico

Con el propósito de reducir riesgos en inmuebles escolares de educación básica, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, 47 escuelas públicas, 14 de ellas catalogadas con valor patrimonial...

Con el propósito de reducir riesgos en inmuebles escolares de educación básica, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, 47 escuelas públicas, 14 de ellas catalogadas con valor patrimonial, fueron sometidas a mantenimiento y 15 a levantamientos arquitectónicos para que cuenten con planos que les permitan facilitar trabajos de mantenimiento.

Aunque la mesa “Escuelas en el Centro Histórico”, en la que participan dependencias de los gobiernos federal, de la Ciudad de México y de la delegación Cuauhtémoc, se instaló desde 2016, tras el sismo de septiembre, se realizaron recorridos con la Fundación Carlos Slim en 47 planteles para realizar obras de reparación en daños menores.

El coordinador general de la Autoridad del Centro Histórico (ACH), Jesús González Schmal, destacó la relevancia de contar con planos arquitectónicos de los edificios escolares de preescolar, primaria y secundarias del Centro Histórico, a fin de facilitar el mantenimiento de inmuebles antiguos que estaban relegados.

Explicó que ante el abandono en que se encontraban los inmuebles, con la delegación Cuauhtémoc se realizó un inventario con los faltantes en los centros educativos, y convocaron el compromiso de la sociedad, maestros, directores, comerciantes y empresarios de la zona para trabajar en su atención.

Con apoyo de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se ha logrado conocer la situación exacta de cada inmueble, sus paredes, muros y entrepisos, lo que permitirá planear su intervención y con el apoyo de los diferentes niveles de gobierno, destacó.

Desde antes del sismo en septiembre, dijo, se tenían avances importantes en la elaboración de los planos, y el movimiento telúrico provocó la concientización sobre riesgos mayores en los planteles, por lo que la iniciativa privada, a través del Grupo Carso, dotó de ingenieros y recursos para atender las necesidades más urgentes en materia de seguridad.

Agregó que los planos empezaron a dar frutos tras el sismo, pues una brigada de ingenieros se apoyó de esos documentos para reforzar muros, trabes y acciones en los planteles.

A su vez, la coordinadora de Acciones de Gobierno de la Autoridad del Centro Histórico, Martha Janeth Jarquín Sánchez, abundó que la elaboración de los planos arquitectónicos es un proyecto que se trabaja con estudiantes de servicio social de la Facultad de Arquitectura de la UNAM.

Los estudiantes trabajan en equipo y elaboran los planos de las escuelas con memoria descriptiva y fotografías, mismas que son entregadas a los planteles educativos para que les sea fácil realizar trabajos de mantenimiento y rehabilitación, además de que se evalúa cada particularidad del inmueble.

Comentó que en una primera etapa, 15 planteles fueron beneficiados con la elaboración de sus planos, y en febrero próximo podrán ampliar a más planteles que carecen de ese documento, que ayuda a especificar los metros cuadrados o puntos que requieren de reparación.

Con base en los planos, elaborados por estudiantes de séptimo, octavo, noveno y décimo semestres de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, así como los dictámenes de daños a partir de los sismos y recorridos, se llevan a cabo trabajos de reparación con apoyo de la iniciativa privada.

Del total de los 47 planteles, 14 escuelas son inmuebles catalogados y se ha contado con la asesoría del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) mediante su Coordinación de Conservación Nacional del Patrimonio Cultural y la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos para su atención, y nueve de ellas ya cuentan con planos.

En su oportunidad, la coordinadora de servicio social y práctica profesional de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, Ada Avendaño, destacó que este proyecto impulsa a los estudiantes al tratarse de iniciativas que se vuelven realidad, los acerca a la sociedad y la suma de las partes hace posible que el trabajo que puede ser un ejercicio académico se acerque a un ejercicio profesional.

Precisó que cualquiera que tenga necesidad de un plano de levantamiento de escuela puede acudir a la Coordinación de Servicio Social de la Facultad de Arquitectura de la UNAM a hacer su petición.

La directora Territorial del Centro Histórico de la Delegación Cuauhtémoc, Tania Libertad Argumedo, puntualizó que cuando ingresan a una escuela enfrentan el problema de medir para pintar y para localizar tuberías por la falta de planos, por lo que con este documento se podrá avanzar más rápido, pues se establecen áreas seguras, rutas de desalojo e información sobre daños.