Capriles califica de una burla más aumento salarial de Maduro

.- El líder opositor venezolano Henrique Capriles rechazó el aumento de 40 por ciento del salario mínimo, anunciado este domingo 31 de diciembre por el presidente Nicolás Maduro.El ex gobernador del...

.- El líder opositor venezolano Henrique Capriles rechazó el aumento de 40 por ciento del salario mínimo, anunciado este domingo 31 de diciembre por el presidente Nicolás Maduro.

El ex gobernador del estado Miranda calificó la medida del mandatario como una "burla" para los venezolanos al señalar que la inflación en el mes de diciembre fue de 80 por ciento.

"El 'conductor de victorias', como se hace llamar por aparato de propaganda oficialista, ajusta el salario mínimo en 40 por ciento y la inflación de diciembre fue de 80 por ciento... ".

"Otra burla para los trabajadores, no hace nada para bajar la inflación. Son ellos los que tienen que irse, conductor del desastre ", escribió Capriles en su cuenta de Twitter.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este domingo un aumento de 40 por ciento en el salario mínimo, el sexto en el año que terminó, marcado por una espiral hiperinflacionaria.

El sueldo básico queda en 248 mil 510 bolívares, equivalentes a 74 dólares a la tasa de cambio oficial y 2.2 dólares a la del mercado negro.

A ello se suma un bono de alimentación de 549 mil bolívares, con lo que el "ingreso mínimo integral" totaliza 797 mil 510 bolívares (238 dólares a la tasa oficial y 7,16 a la del paralelo).

Maduro, quien había realizado aumentos previos de 50, 60, 50, 40 y 30 por ciento en 2017, dijo en cadena de radio y televisión que busca "cuidar" a los trabajadores frente a lo que denominó un "mecanismo completamente falaz" , criminal, de fijación de precios ".

La comparación del salario con el "dólar negro" es clave, pues muchos productos básicos son importados por el sector privado con divisas adquiridas en el mercado paralelo, a la vez que el gobierno mantiene congelada desde septiembre la venta oficial a tasas altamente subsidiadas.

El Estado monopoliza los fondos por un control de cambios vigente desde 2003. Ello ha llevado la inflación a las nubes.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que en 2018 superará el 2.300 por ciento.

El precio de la canasta básica de alimentos se ubicó en noviembre en 3.8 millones de bolívares, con lo que se requieren casi cinco ingresos mínimos para cubrirla.

Los analistas consideran la política de salarios salariales cuando el gobierno no tiene planes de negocio para las importaciones y controles de precios que desestimulan la producción. La industria venezolana funciona a 30 por ciento de su capacidad, según líderes gremiales.