El presidente de Rusia, Vladimir Putin, deseó hoy que el año 2018 traiga cambios para mejorar la vida de los rusos y agradeció a sus compatriotas por creer en sí mismos y en el país, por su trabajo y resultados, en tradicional discurso televisado a la nación con motivo del Año Nuevo.

"Espero que el Año Nuevo traiga cambios para mejorar en la vida de cada persona y cada familia", dijo Putin a los rusos, a quienes deseó paz, bienestar y prosperidad.

Como marca la tradición, minutos antes de la llegada del Año Nuevo, el jefe del Kremlin se dirigió al país para felicitar a sus compatriotas y a todos aquellos que están cumpliendo con sus deberes laborales o profesionales, según la agencia rusa de noticias Itar-Tass.

"Estamos juntos en esta hermosa noche de Año Nuevo. La solidaridad, la amistad, el amor a Rusia nos hacen más fuertes para las buenas obras y los grandes logros", dijo.

Los residentes de la región más oriental del país de Kamchatka fueron los primeros en escuchar el tradicional discurso del jefe de Estado que se muestra unos minutos antes de la medianoche en cada una de las 11 zonas horarias de Rusia.

Poco antes, el presidente Putin y su colega chino, Xi Jinping, intercambiaron mensajes de Año Nuevo, reafirmando su disposición a intensificar la cooperación y coordinación en cuestiones estratégicas de política exterior.

Xi destacó a Putin la necesidad de fomentar la coordinación estratégica con Rusia, tras recordar que ambas potencias han cooperado de manera estrecha en la defensa mutua de sus intereses comunes en la escena internacional.

Esta cooperación entre China y Rusia, especialmente en puntos de conflicto, ha contribuido a mantener la paz y estabilidad mundiales, subrayó el mandatario chino.

Por su parte, Putin resaltó su deseo de continuar fomentando la coordinación con Beijing en asuntos internacionales, sobre todo en el sector energético.