Entre los remedios que tradicionalmente utilizan los acapulqueños para curarse la resaca que suele dejar una noche de excesos, como sucede con los festejos de fin de año, se recurre comúnmente a la playa y el consumo de mariscos.

Es así que, luego de celebrar la llegada del Año Nuevo, en Acapulco lo más recomendable para la resaca es disfrutar de unos mariscos también acompañados de un preparado de combinación de cerveza y salsas conocido como michelato.

Otra de los remedios que tradicionalmente utilizan los acapulqueños, es disfrutar un menudo, que es un caldo de panza de res guisado con chile rojo, o bien una birria, pozole o barbacoa de res.

En este sentido, el restaurantero Sergio Mejia dijo que a los turistas que llegan a playa Bonfil, ubicada en la zona Diamante de Acapulco, se les recomienda tomar un michelato, que es lo mas típico para curar una “cruda”.

Explicó que su preparación inicia con escarchar un vaso con limón y sal, la cual ayudará a mermar el desvelo y la cruda.

Comentó que le agrega a un vaso grande mucho hielo y posteriormente prosigue a colocarles las salsas picantes, chile piquín, jugo de limón y jugo de tomate.

Explicó que las salsas y jugos de tomate ayudará a que el alcohol que el cuerpo tiene salga con sudor por lo picoso y con la cerveza de su preferencia mucho más rápido podrá recuperarse.

El restaurantero añadió que también le coloca para adornar el michelato, un pepino.

 “Para una buena cruda en Acapulco un buen michelato”, expresó Sergio Mejia.

Recomendó para el turista que salió de la disco y se amaneció en familia celebrando la llegada del Año Nuevo, visitar las playas de la zona Diamante, como playa Bonfil.

 “El turista que llega a la playa a tomar el sol, pide a gritos un michelato con su cerveza preferida”, agregó.

Pero, dijo, la bebida también va acompañada de platillos típicos que te ayudan a sacar la adrenalina que provocó el exceso de alcohol.

Para lo que recomendó disfrutar camarón al agua chile, que igual ayuda para la cruda, así como la sopa de mariscos que es caldo de pescado con pulpo y un caldo de camarón que va acompañado de unas tortillas hechas a mano.

 “Estos platillos hechos con chile  es la mejor fórmula para una buena cruda”, dijo.

 Durante la entrevista, Sergio, mientras hace sus recomendaciones para curar la resaca, prepara a sus clientes un rico y grande huachinango a la talla, que también lo recomienda comer para curarse la "cruda".

Asimismo, aconseja un ceviche “vuelve a la vida” que se combina con pulpo, caracol, callo de hacha y otros mariscos se le agrega una variedad de salsas, jitomate y chile serrano picado para darle un mejor sabor.

Las tiritas de pescado y de camarón es otra opción para curar la "cruda", donde se les agrega cebolla morada, chile habanero y serrano y se le pone pepino.

“Pero cuando vienes amanecido y te quieres levantar y volver a la vida es bueno disfrutar una sopa de mariscos, un vuelve a la vida, caldo de camarón, camarón al agua chile, tiritas de camarón y un buen pescado, y con eso vuelves a la vida aquí en Acapulco”, expresó Sergio Mejía.