La seguridad aérea a nivel global presentó en los primeros seis meses del año resultados satisfactorios, con excepción de África, la mayoría de las regiones progresaron, afirmó el vicepresidente de Seguridad Aérea y Operaciones de Vuelo de la Asociación International de Transporte Aéreo (IATA), Gilberto López Meyer.

En tanto, dijo, México se encuentra en buena posición, a pesar de que en ese lapso tuvo un total de 23 accidentes, tres de los cuales fueron fatales con ocho personas muertas, y se presentaron seis accidentes de pérdida de casco, cuando la aeronave se destruye o se da por perdida.

En América Latina, precisó, en 2016 registraron 2.84 accidentes por un millón de operaciones, y este año, 2.47, lo que refleja una ligera reducción en comparación con el año pasado, mientras que en Europa, el año pasado fue de 1.16 accidentes y este año es de 0.68; en África fue de 2.39 y 6.10 casos, en ese orden.

México, dijo, se encuentra en una buena posición en seguridad aérea, pues los últimos grandes accidentes aéreos fueron en 1986 y 1987 en Maravatío, Michoacán y en Guerrero, respectivamente.

Consideró que las escuelas de aviación en general son actividades aeronáuticas que tienen por su propia naturaleza un nivel de riesgo mayor, ya que se trata de unidades pequeñas y alumnos que están aprendiendo.

Al referirse a la reforma energética, vislumbró que la apertura energética en México empezará a verse de manera paulatina en los aeropuertos mexicanos, y Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) tendrá competencia de manera inicial, principalmente en terminales aéreas medianas y grandes.

En entrevista, señaló que la asociación trabaja en dos proyectos de meteorología, uno de ellos es una colaboración con la Organización Mundial de Meteorología, organismo de las Naciones Unidas, en el programa de recopilación de información que distribuyen a nivel mundial para el pronóstico del tiempo y participan 40 aerolíneas proporcionando información sobre vientos y temperaturas.

La IATA firmó un convenio con esta organización para que con ayuda de la asociación se incorporen a más aerolíneas en este esfuerzo para mejorar la cantidad y calidad de información de este programa para beneficio de todos, de la aviación y a otras actividades.

Adelantó que la asociación trabaja en la plataforma tecnológica que permitirá integrar información de cientos de aerolíneas para compartir información sobre la presencia de turbulencias en aire claro que no están asociadas a nubes y son difíciles de detectar.

Gilberto López destacó que este programa, que tendrá una cobertura global, prevé iniciar en 2019 y busca informar a tiempo a otras tripulaciones sobre turbulencias que pasarán por el mismo lugar.

Los nuevos aviones tienen la capacidad de medir la perturbación y trasmitir en tiempo real esa información, lo que permitirá al servicio de tránsito aéreo informar y alertar a las tripulacioness el lugar exacto donde sintió la turbulencia el otro avión.

De igual manera, dijo, se avanza en la transformación digital del programa de Auditoría de la Seguridad Operacional (IOSA) de la IATA, ya que durante 15 años han realizado casi siete mil auditorías a aerolíneas que tienen información importante sobre su evolución con las medidas correctivas que han tomado para la solución de problemas.

La trasformación digital permitirá integrar información de 430 aerolíneas y analizar el conjunto de datos por regiones y países que actualmente no se tiene, puesto que en cada auditoria IOSA verifica el cumplimiento de casi mil estándares, por lo que este trabajo será permanente.

Comentó que la aviación ha evolucionado de manera importante y la seguridad aérea aumentó en las últimas décadas a partir de accidentes, y aunque éstos sean pocos, el funcionamiento normal de una aerolínea puede decir muchas cosas.

La base de datos de IOSA, y su cruce con la base de datos globales de aviación que tiene varias bases de datos donde se registran los incidentes y reportes que se tienen de daños en tierra, incidentes en vuelo, se podrán cruzar con la información de auditorías, lo que permitirá prevenir accidentes y emitir recomendaciones.