El turismo guatemalteco, pilar de la economía nacional, registró en el 2017 un crecimiento de 11 por ciento, pese a factores externos y domésticos poco favorables para la llamada “industria sin chimeneas”, de acuerdo con autoridades del sector.

Datos del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat) establecieron que se proyecta una captación de dos millones 119 mil 457 turistas extranjeros, superior en alrededor de 11 por ciento a la cifra de un millón 916 mil personas del 2016.

Los visitantes internacionales con fines turísticos generarán divisas por unos mil 213 millones de dólares, según las estimaciones del Inguat para el cierre del 2017.

La institución resaltó que además del crecimiento del sector, los cruceros (temporada septiembre de 2017 a agosto de 2018) destacaron en el desempeño del turismo receptivo en el año recién finalizado.

La actual temporada de cruceros es considerada “histórica” debido a que contará con 122 atraques, una cifra que se perfila como “la mejor y más grande” registrada en este rubro del turismo en Guatemala, y que generará más de siete millones de dólares a turismo local.

Además de una serie de líneas de cruceros que viajan al país, al menos tres nuevas llegarán por primera vez a puertos guatemaltecos en la temporada que comenzó en septiembre de 2017, dijo el titular del Inguat, Jorge Mario Chajón.

El aumento en el número de líneas y viajes de cruceros, que implica la visita de 243 mil 264 “cruceristas” entre pasajeros y personal de la tripulación, es resultado del trabajo conjunto de las autoridades y empresarios de turismo, y de la mejora en la infraestructura de los puertos, apuntó.

En el 2017, Puerto Quetzal, departamento de Escuintla, en el Pacífico, fue valorado por una publicación internacional especializada entre los cinco mejores destinos de cruceros de México, Centro y Suramérica, según el Inguat.

Chajón destacó como parte del buen desempeño del sector turístico la llegada de tres nuevas compañías de aviación y el aumento de la conectividad con 30 frecuencias aéreas.

Guatemala cuenta además con una oferta hotelera de cuatro y cinco estrellas con 420 habitaciones adicionales y para el 2018 comenzaría el plan de ampliación de alojamientos de primer nivel.

El Inguat informó que en el corto plazo abrirán operaciones en el país centroamericano nuevas propiedades o franquicias de las cadenas hoteleras internacionales Hard Rock Café, Hilton, Hyatt, y Marriott (AC y Courtyard), entre otras.

La institución pretende continuar en el nuevo año la promoción del país, “Corazón del Mundo Maya”, reza el lema del Inguat, en el ámbito internacional con el objetivo de impactar en los mercados emisores de turistas, con inversiones importantes para la difusión del destino turístico.

Analistas indicaron que los actos terroristas y masacres en países que figuran como líderes del turismo mundial como Estados Unidos, Francia, Inglaterra, España, entre otros, afectaron al sector a nivel global.

El lento crecimiento de la economía estadunidense, el principal socio de Centroamérica, impacto también la actividad turística mundial.

El turismo guatemalteco enfrentó además una situación negativa derivada de los señalamientos de corrupción de autoridades (funcionarios y legisladores) y de la disputa entre el presidente y una misión de Naciones Unidas dedicada al combate de la impunidad y el crimen organizado.

La disputa subió de tono la madrugada del 27 de agosto cuando el presidente Jimmy Morales (2016-2020) declaró no grato al colombiano Iván Velásquez, titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) e intentó sin éxito expulsarlo del país.

La reacción presidencial siguió a la solicitud de antejuicio (desafuero) planteada por el Ministerio Público y la CICIG contra Morales para investigarlo por financiamiento electoral ilícito en la campaña de 2015 que lo llevó al poder.

El turismo, luego de las exportaciones y de las remesas familiares, figura entre los principales rubros de la economía guatemalteca, la mayor de Centroamérica.