Una nueva denuncia sobre una posible violación a las sanciones de Naciones Unidas contra Corea del Norte se reportó este domingo, luego que el gobierno de Seúl confirmó haber incautado un barco con bandera panameña que habría vendido petróleo al régimen de Pyongyang.

El barco es el segundo investigado por Corea del Sur por la presunta venta de petróleo a Corea del Norte, después de que Seúl confirmara el viernes que está investigando un barco de bandera hongkonesa llamado Lighthouse Winmore.

Las autoridades marítimas indicaron que han incautado e inspeccionado un barco de Panamá bajo la sospecha de vender petróleo a Corea del Norte en mar abierto, violando las sanciones de las Naciones Unidas.

El petrolero KOTI, de cinco mil toneladas, está detenido en el puerto occidental de Pyeongtaek-Dangjin, de la provincia de Gyeonggi, reportó la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

Las autoridades de seguridad y aduanas mantuvieron una reunión el 21 de diciembre y decidieron no permitir que el buque abandone el puerto, precisó la oficina marítima local.

Las autoridades han indicado que la mayoría de la tripulación del barco es china y birmana, sin dar más detalles acerca de las investigaciones, que realizan en forma conjunta los servicios de inteligencia y aduanas de Corea del Sur.

Una fuente del gobierno de Seúl no precisó cuándo iniciaron los procedimientos de intervención contra el buque, pero la incautación fue la segunda que se reveló en solo unos pocos días.

El Ministerio surcoreano de Asuntos Exteriores también precisó que aún no ha recibido ninguna notificación formal de las agencias relacionadas sobre la investigación de este nuevo barco.

El gobierno de Seúl anunció, el viernes pasado, que está investigando un barco de Hong Kong, llamado Lighthouse Winmore, por transbordar petróleo, presuntamente, a un buque norcoreano en octubre.

Las autoridades sospechan que el buque, confiscado en el puerto de Yeosu el 24 de noviembre, transfirió 600 toneladas de petróleo refinado a un barco norcoreano llamado Samjong 2.

El mes pasado, el Consejo de Seguridad de la ONU impuso unánimemente nuevas sanciones a Corea del Norte por una reciente prueba intercontinental de misiles balísticos, que busca limitar su acceso a los productos refinados de petróleo y crudo.

China negó informes de que haya vendido ilícitamente productos petroleros a Corea del Norte desafiando las sanciones de la ONU, después de que el presidente estadunidense Donald Trump sostuvo que Beijing ha permitido que el energético llegue a la nación.