La presidenta de la Comisión de Movilidad, Transporte y Vialidad de la Asamblea Legislativa, Francis Irma Pirín Cigarrero, llamó a revisar la disposición para retirar vehículos de corralones.

La diputada señaló que como puede resultar en beneficio de la Ciudad de México en la operación y organización de los depósitos vehiculares, también puede afectar a los ciudadanos a quienes fue retenido su automóvil.

Refirió diversas problemáticas que pudiesen presentarse a los automovilistas para poder reclamar sus vehículos, sobre todo porque la situación económica de muchas personas podría llevar a que se presenten casos de ciudadanos que reclamen su automóvil, pero que tengan dificultades para cubrir las multas o pagos correspondientes.

La legisladora planteó que también podrían tener problemas para presentar la documentación respectiva antes de que se venza el plazo para sacar su vehículo del depósito.

Por todo ello, Pirín Cigarrero calificó como “injusto” que las personas reclamen su automóvil, pero tengan alguna dificultad pierdan su propiedad.

El Artículo 231 del Código Fiscal de la Ciudad de México, que entrará en vigor el 1 de enero del 2018, señala que “los propietarios de los vehículos solo podrán retirarlos acreditando el interés jurídico, presentando la documentación que justifique el retiro y cubriendo el monto de los derechos a su cargo.

Además, si transcurrido un mes de que el vehículo quedó a disposición, el propietario no lo retira causará abandono a favor de la Ciudad de México y se seguirá el procedimiento establecido para bienes abandonados”.