A la par de su participación en la cinta “Kintsugi”, el joven actor Diego Bazán prepara sus mejores argumentos interpretativos a la espera de ser seleccionado para ser parte de la bioserie sobre el cantante Luis Miguel, que se grabará a principios de 2018.

Durante una entrevista con Notimex, Bazán explicó que hizo audiciones para participar en ese ambicioso proyecto que narra la vida profesional y personal de esta leyenda de la música pop mexicana, que ha logrado reconocimiento a nivel internacional.

Indicó que hizo las audiciones hace un mes y será en las primeras semanas de año cuando la producción le resolverá si se quedó con el papel; en caso de ser positiva la respuesta, el joven interpretaría al llamado “El Sol” en su etapa de adolescencia.

Bazán se ha informado y documentado sobre ese artista con la finalidad de recrearlo lo mejor posible al cantante, que este 2018 regresará al Auditorio Nacional luego que aquellas fallidas presentaciones provocadas por un problema de salud.

Comentó que se encuentra entusiasmado y aunque no sabe qué pasará, ha decidido tomarlo con calma por lo que actualmente termina de filmar la cinta “Kintsugi”, la cual aborda el tema de la mastectomía y sus implicaciones emocionales y afectivas.

Esa cinta dirigida por Gibrán Bazán se desarrolla en la colonia Del Valle, en la zona sur de la Ciudad de México, y cuenta con las actuaciones de Ramón Medina y Elena Puig, quien será una mujer que es sometida a una mastectomía, lo que la lleva a perder su familia y sufrir inestabilidad emocional.

Destacó que este material tiene un propósito claro y es ayudar a comprender lo que es una mastectomía y sus implicaciones, de ahí que él se involucrara en el proyecto que dirige su padre.

Al respecto el joven actor aseveró que “es estricto, no hay favoritismo, y eso me gusta porque me ayuda en mi crecimiento profesional, además de que esta historia tiene un mensaje positivo socialmente”.