La Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina atendió la denuncia de un periodista que manifestó haber sido agredido físicamente por elementos policiacos la tarde de ayer.

El comunicador intentaba grabar un evento con la cámara de su teléfono celular en la colonia Escandón, delegación Miguel Hidalgo, detalló la dependencia en un comunicado.

Por este hecho, el agente del Ministerio Público inició una carpeta de investigación y de inmediato se activó el protocolo de protección a periodistas, con el propósito de brindar todas las medidas de protección necesarias a la víctima.

Al periodista se le dio servicio médico, pues dijo tener un dolor en el abdomen, producto de la agresión; el certificado arrojó que no presenta lesiones visibles, pero el afectado decidió acudir a un hospital privado para obtener otra opinión al respecto.

Continúa la integración del expediente, con la finalidad de esclarecer el caso y evitar la impunidad, puntualizó la PGJ.