Ante la proximidad de la celebración por el fin de año y la llegada del 2018, el alcalde de esta ciudad, Enrique Rivas Cuéllar, exhortó a la población a evitar realizar disparos al aire con armas de fuego, ante los peligros que esta actividad conlleva.

Señaló que al realizar los disparos al aire, el proyectil, al alcanzar su altura máxima, tiende a bajar con mayor velocidad, poniendo en inminente riesgo a las personas, sobre todo, los niños que se estarán divirtiendo en la festividad de año nuevo.

Asimismo, invitó a los neolaredenses a extremar precauciones en sus hogares y en lugar de tirar balas al aire, terminar el año con energía, mejores metas, con salud, trabajo, ánimos y sobre todo, unión familiar para el año venidero.

Recomendó además a los padres de familia no permitir que los menores detonen cuetes o fuegos artificiales, pues podrían ocasionar una tragedia a causa de estos artefactos explosivos.

El munícipe, subrayó además a la población sus buenos deseos para el próximo año.

“Deseo un feliz año nuevo a todos, que este año que está por terminar sea de convivencia familiar, eviten el uso de cuetes y armas de fuego, es mejor dar un buen mensaje a la población de disfrutar en familia”, expresó Rivas Cuéllar.