El gobierno de Sudán  declaró hoy el estado de emergencia en otros dos estados en el centro y este del país, como parte de las campañas de desarme que llevaba a cabo desde octubre pasado en la región de Darfur. 

“El presidente Omar al Bashir emitió este sábado un decreto para instalar el estado de emergencia en North Kordofan y Kasala durante seis meses” informó la agencia estatal de noticias SUNA.

El reporte informativo no explica la razón por la que el presidente sudanés decidió aplicar la medida, aunque se da en el marco de la campaña de desarme que se llevaba a cabo desde octubre pasado en la conflictiva occidental región de Darfur y el sureño estado de Blue Nile.

El estado de emergencia está en vigor en otros siete estados de Sudán, plagados de conflictos, entre ellos los cinco estados que conforman Darfur, donde las fuerzas gubernamentales han estado luchando contra los rebeldes desde 2003, y los estados de South Kordofan y Blue Nile, donde las fuerzas gubernamentales combaten a los insurgentes desde 2011.

De acuerdo con la Constitución de Sudán, el Parlamento debe aprobar el decreto de emitido este sábado por el presidente al Bashir dentro de un periodo máximo de dos semanas.