Agentes del Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia detuvieron hoy al autor del ataque explosivo del miércoles pasado en un centro comercial de la ciudad rusa de San Petersburgo, en el que 14 personas resultaron heridas.

“El 30 de diciembre de 2017 fue identificado y detenido el organizador y autor de la detonación de un artefacto casero, cometida el 27 de diciembre en la tienda de Perekrestok en San Petersburgo", informó el Centro de Relaciones Públicas del FSB.

La noche del miércoles pasado, un artefacto explosivo detonó en un supermercado de la cadena rusa Perekrestok en distrito de Kalininsky, al noroeste de San Petersburgo, una de las principales sedes de la copa Mundial de Fútbol del año próximo.

El explosivo, de potencia estimada entre 150 y 200 gramos de Trilita (TNT), fue colocado en un casillero de una tienda de comestibles de un complejo comercial, provocando algunos daños al inmueble y lesiones a 14 personas, entre ellas una mujer embarazada.

En un comunicado, el FSB destacó que el sospechoso fue entregado al Comité de Investigaciones para ser interrogado, según un reporte del servicio ruso de noticias Sputnik.

El Comité abrió un expediente penal por "tentativa de homicidio" el día del incidente, sin embargo, un día después el presidente ruso Vladimir Putin, calificó el suceso como un atentado terrorista, luego de reunirse al día siguiente con militares rusos que combatieron en Siria.

La detención del presunto responsable del ataque se produce luego de que el grupo extremista Estado Islámico (EI), se atribuyó la responsabilidad del atentado contra el supermercado de San Petersburgo.

"El ataque dirigido contra un centro comercial en San Petersburgo fue llevado a cabo por un grupo vinculado al Estado Islámico", afirmó el EI un comunicado, publicado en su agencia informativa Amaq, utilizada principalmente para difundir su propaganda.

La declaración, descubierta por el SITE Intelligence Group, una agrupación estadunidense que monitoreo a organizaciones terroristas en Internet, no proporcionó pruebas de que el EI haya perpetrado el ataque, ni dio detalles del o los supuestos autores.