El migrante de Michoacán, Alberto Camacho Hernández, señaló que en Estados Unidos hay discriminación, pero puede soportarla en busca de mejorar su situación económica, porque en México también hay ese problema.

Entrevistado en el Centro Histórico de esta frontera de Sonora, manifestó que ahora que anda en su camino hacia el vecino país, “sí vemos que la gente como que hace el feo cuando nos ve. Se voltea para otro lado”.

Aprovechó el comentario para invitar a los residentes de los estados del norte a ayudar a quienes buscan llegar al otro lado, “porque nuestro único delito, por así decir, es querer conseguir un mejor trabajo”.

Al preguntarle si no tiene pendiente por la discriminación que puede sufrir en la Unión Americana, respondió que “se puede aguantar porque también aquí en México hay discriminación, menos, pero hay”.

Comentó que espera llegar al estado de California para ocuparse en los campos agrícolas, pues es su trabajo de toda la vida y considera que puede trabajar duro y ganar más dinero allá.

Asumió que así espera mejorar su situación económica y ayudar a su familia, además de comprar un vehículo y mejorar las condiciones de su domicilio en un rancho.

Camacho Hernández expresó que ya se puso de acuerdo con otros migrantes para cruzar solos por el desierto de Altar, en el norte de Sonora, pues carecen de dinero para contratar a un guía.

Por otra parte, tanto la Secretaría de Salud de Sonora y el Instituto Nacional de Migración (INM) mantienen la campaña para avisar a residentes y visitantes sobre las bajas temperaturas que se registran en la región en diciembre y enero.

Mediante un folleto del Sector Salud, se invita a la comunidad a portar ropa abrigadora, evitar la exposición a cambios bruscos de temperatura y acudir al médico ante síntomas de una infección respiratoria.

De acuerdo con un comunicado de la Patrulla Fronteriza, Sector Yuma, Arizona, en particular el frío puede ser intenso en la región desértica, por lo que las personas pueden sufrir hipotermia.