A partir de este viernes, la delegación Iztapalapa, en  coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, desplegará un operativo de seguridad con 600 policías, para resguardar las celebraciones de fin de año, con el fin de garantizar la integridad física y patrimonial de sus habitantes y visitantes.

En comunicado, detalló que como parte de estas acciones, instalará cuatro puntos del operativo alcoholímetro en las principales avenidas de la demarcación, retirarán llantas en desusó que se encuentren en la vía pública e incrementará la vigilancia en plazas comerciales y en las inmediaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

De igual forma, la Dirección General Jurídica y de Gobierno realizará operativos de supervisión en los tianguis de Apatlaco, las Torres, Texcoco y Santa Cruz Meyehualco, para evitar venta de pirotecnia y bebidas alcohólicas, además de retirar vehículos en vía pública.

La jefa delegacional, Dione Anguiano Flores, exhortó a la población a tomar medidas preventivas antes de salir de su domicilio, por lo que recomendó cerrar las llaves de paso de agua y gas, no dejar conectado nada a la corriente eléctrica, verificar puertas y ventanas, no dejar encendidas las luces y evitar mensajes que hablen de su partida.

Precisó que en caso de salir varios días de sus domicilios, procurar el encargar su domicilio con alguien de su confianza y en caso de que algo inusual suceda, comunicarse al teléfono de emergencias 911 o levantar una denuncia al 5208-9898.

A su vez, la Dirección de Protección Civil de Iztapalapa, también recomendó evitar encender anafres o quemadores dentro de casa, no dejar prendidas luces decorativas mientras duermen o salen de casa, evitar el sobrecargo de conexiones y los cambios bruscos de temperatura.