El sistema frontal número 20 de la presente temporada invernal afectará a los estados de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas durante el fin de año y los primeros días del año 2018, informó la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

A través del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la Conagua señaló que, de acuerdo con el pronóstico extendido para las siguientes 96 horas, se prevé que el domingo 31 de diciembre, un nuevo sistema frontal ingrese al noreste del territorio nacional, que generará un incremento de nublados con probabilidades de lluvia.

Asimismo habrá un marcado descenso de la temperatura, bancos de niebla, con vientos fuertes y rachas que podrán superar los 60 kilómetros por hora para esta región del noreste del país.

Detalló que, para el área metropolitana de Nuevo León, el próximo domingo 31, último día del año, se presentarán temperaturas mínimas de hasta los 7 grados Celsius y hasta los 24 como máxima, con lluvias que tendrán acumulados de 5.1 a 25 milímetros, muy similar a la región oriente del Estado.

En tanto que el área montañosa de Nuevo León presentará las temperaturas más frías con hasta un grado y máxima de 23, así como el norte de esta entidad donde se registrarán hasta los 4 grados mínimo y 19 como máximo, y presencia de lluvias en ambas regiones.

Para la región citrícola y sur del estado, en el periodo en mención, registraaán una temperatura media de 6 grados y máxima entre los 25, así como presencia de lluvias.

Para Tamaulipas, el domingo 31 se pronostican para esta misma fecha, en la región noreste y Valle del río Bravo, temperaturas mínimas de entre los 8 grados y como máxima entre los 21 y 24 grados, respectivamente.

Para Coahuila, menciona que el nuevo frente frío número 20 y su intensa masa de aire polar, generará potencial de lluvias fuertes y niebla densa, así como un descenso de temperatura, viento fuerte y posibilidad de nieve o aguanieve en el Estado.

La Conagua refirió que, en tanto, el sistema frontal número 19, y que actualmente se mantiene como estacionario sobre el occidente y centro del Golfo de México, y la masa de aire frío asociada a dicho sistema, comenzará a modificar sus características en las próximas horas.