Con la intención de aumentar la presencia de vigilantes comunitarios para prevenir ilícitos ambientales, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) instaló un comité que coadyuvará en dichas tareas en el Ejido Sabanetas, del municipio de Singuilucan, Hidalgo.

La procuraduría en la entidad también efectuó la toma de protesta de los nuevos miembros del Comité de Vigilancia Ambiental Participativa (CVAP), y destacó que están comprometidos con la protección de los recursos forestales.

Al integrar este comité, los participantes colaborarán en la prevención y detección de ilícitos ambientales, principalmente por tala ilegal, incendios forestales y pastoreo en áreas forestales.

El Ejido Sabanetas cuenta con un aprovechamiento forestal sustentable autorizado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que garantiza la renovación y permanencia de los bosques.

El comité está conformado por personas comprometidas e interesadas en el cuidado y defensa de los recursos naturales de sus ejidos, con el propósito común de prevenir o detectar las faltas administrativas y delitos ambientales, además son miembros del núcleo agrario elegidos por ellos mismos.