El precandidato de la coalición Ciudad de México al Frente, Armando Ahued Ortega, se comprometió a proteger las zonas ecológicas de la capital del país, como es el caso de la zona lacustre de Xochimilco, porque es un asunto fundamental para su viabilidad y sobrevivencia.

Al visitar el ejido de San Gregorio Atlapulco, el ex secretario de Salud local destacó que proteger esa zona resulta imprescindible para conservar el ecosistema de la capital del país.

Ante vecinos de Xochimilco expresó que las zonas verdes de la ciudad son fundamentales para mantener el equilibrio climático de la urbe, sin descontar que son los grandes proveedores de agua de nuestros mantos acuíferos.

Xochimilco, dijo, es una joya de la Ciudad de México que los gobiernos capitalinos están obligado a proteger, no sólo como una zona ambiental, sino para preservar sus costumbres milenarias que todavía se conservan: "Se trata del último vestigio de nuestras culturas prehispánicas que no se pueden perder", subrayó.

Se asumió como parte de los pobladores de Xochimilco, pues como secretario de Salud, indicó, anduvo entre los canales llevando la atención médica y los servicios de salud para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

Se comprometió a apoyar a los productores, ya que destacó que el cultivo de hortalizas no sólo sirve para comercializar en la Central de Abasto de la Ciudad de México, sino que es tanta su calidad, que incluso se está exportando a ciudades de Estados Unidos, como son Nueva York y Chicago.