Las películas “A long way down”, “Alex of Venice” y “Adult Begginers” se transmitirán por señal de paga durante este fin de semana, para cerrar este 2017.

El canal de paga de Latinoamérica, I.Sat ofrecerá a sus televidentes estas producciones, entre las cuales se incluye una especial guía moderna para la familia disfuncional.

El sábado 30 de diciembre a las 10 de la noche transmitirán el filme británico de 2014, “A long way down”, dirigido por Pascal Chaumeil y basada en el best-seller homónimo de Nick Hornby.

La cinta relata la historia de cuatro personas que se reúnen en la noche de fin de año en uno de los edificios más altos de Londres con la intención de lanzarse al vacío.

"Martin" (Pierce Brosnan), un famoso personaje de la TV caído en desgracia; "Maureen" (Toni Collette), una madre soltera con problemas; "Jess" (Imogen Poots), una descarada adolescente, y "JJ" (Aaron Paul), un joven músico que sobrevive como repartidor de pizzas.

Aunque los cuatro están desesperados, deciden hacer el pacto de no saltar y ayudarse entre ellos para seguir con vida hasta el día de San Valentín, por lo que la trama resolverá la incógnita de si pueden sobrevivir a las fiestas y a los balances de la llegada del Año Nuevo, que para algunos se convierte en temporada de depresiones.

Mientras que el domingo 31, a las 20:30 horas, pasarán “Alex of Venice”, en la cual se muestra a una abogada adicta al trabajo (Mary Elizabeth Winstead) que ve derrumbarse su vida personal cuando su marido (Chris Messina) la abandona sorpresivamente.

En la historia, cuya premisa es que, para encontrar el rumbo, primero hay que haberlo perdido, la protagonista deberá apelar a sus fortalezas y reconocer sus debilidades mientras intenta reubicarse en la vida y lidiar con las inseguridades de su padre (Don Johnson).

Posteriormente, se presentará “Adult Begginers”, en donde un empresario joven y ambicioso (Nick Kroll) ve tambalear su vida al sufrir un revés en su proyecto profesional, por lo que, para resguardarse, se muda a la casa de su hermana (Rose Byrne).

Su familiar está embarazada y vive con su marido (Bobby Cannavale) y su hijo de tres años, motivo por el cual, al hallarse en un contexto familiar y verse forzado a cuidar de su sobrino, el joven empieza a replantear sus propios intereses y objetivos.