El migrante de Nayarit, Carlos Andrés Silvestre, opinó que en México sí hay oportunidades, pero estima que en Estados Unidos podrá conseguir más pronto la mejoría económica para él y su familia.

Entrevistado en el Centro Histórico de esta frontera de Sonora, comentó que “allá en mi tierra aprendí a preparar alimentos del mar y creo que al otro lado puedo trabajar en un restaurante”.

Explicó que en Nayarit sí tiene trabajo, pero considera que en la Unión Americana puede obtener más ingresos, como le han dicho vecinos y conocidos que ya se encuentran en el país del norte.

Mencionó que arribó a la localidad en espera de que el guía le diga en estados días, cuando harán el viaje al otro lado, pero desconoce por dónde van a cruzar y si lo harán por la zona del desierto de Altar.

Expuso que han recibido información por diferentes medios de la importancia de tomar las prevenciones necesarias en el cruce indocumentado, debido a las condiciones de frío extremo que se pueden presentar en la región.

Carlos Andrés Silvestre expresó que no ha tenido mayores problemas, salvo que debe ajustarse con los gastos, porque debe guardar algo de dinero por si tiene que esperar más días y luego para contar con algo una vez que llegue al vecino país.

Por otra parte, tanto la Secretaría de Salud de Sonora y el Instituto Nacional de Migración (INM) mantienen la campaña para avisar a residentes y visitantes sobre las bajas temperaturas que se registran en la región en diciembre y enero.

Mediante un folleto del Sector Salud, se invita a la comunidad a portar ropa abrigadora, evitar la exposición a cambios bruscos de temperatura y acudir al médico ante síntomas de una infección respiratoria.

Asimismo, de acuerdo con un comunicado de la Patrulla Fronteriza, Sector Yuma, Arizona, en particular el frío puede ser intenso en la región desértica, por lo que las personas pueden sufrir hipotermia.