– Los belgas se despedirán de 2017 con una fiesta de música y fuegos artificiales al pie del Atomium, en Bruselas, uno de los monumentos más visitados del país.

La celebración de la noche vieja ha sido desplazada de su localización habitual, en el centro de la capital, para marcar el 60 aniversario del edificio en forma de átomo gigante, construido para acoger la Exposición Internacional de 1958 y convertido en símbolo de Bélgica.

El gobierno local de Bruselas ha organizado dos horas y media de fiesta para la noche del 31 de diciembre. La velada empezará a las 22:30 (hora local) con la presentación de un DJ y proyecciones luminosas.

A las 23:00 horas, la compañía belga Theater Tol presentará la ópera “Garden of Angels”, que mezcla hadas y personajes fantásticos en un espectáculo aéreo de 40 minutos.

El año 2018 será acogido, enseguida, con fuegos artificiales, confetis, y música. La seguridad en todo el perímetro de la fiesta será reforzada para la ocasión y estarán prohibidos los bolsos y botellas, a fin de evitar cualquier incidente.