Con el fin de proteger la salud, sobre todo de vías respiratorias, el jefe del Departamento de Deporte y Cultura Física del IMSS en Jalisco, César Alberto Navarrete Hernández, recomendó practicar ejercicio en lugares cerrados durante el invierno.

Señaló que realizar cualquier clase de deporte al aire libre mientras desciende la temperatura ambiental, aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades de vías respiratorias altas, es decir que afecten nariz y garganta, o de vías respiratorias bajas, o sea que deterioren el funcionamiento de los pulmones.

Además, “durante esta época del año son frecuentes las inversiones térmicas ocasionadas por altos índices de contaminación, por lo que si una persona suele salir a correr a determinada hora del día, ya sea mañana, tarde o noche, debe evaluar antes este factor”, destacó.

Navarrete Hernández dijo que otro factor a considerar es la deshidratación, ya que, contrario a lo que se piensa, el frío también provoca pérdida de líquido en el cuerpo. Por ese motivo, es necesario que las personas no olviden hidratarse adecuadamente y estén atentas a descompensaciones electrolíticas.

“Si no nos hidratamos vendrán afecciones en la mucosa y en la piel. Existen muchos mitos sobre si se debe o no tomar agua en invierno, la respuesta es sí porque el organismo consume de hecho más agua.

No hay una cantidad preestablecida, eso lo determinará el propio organismo, pero es importante beber agua simple también para desintoxicarse en esta temporada de excesos alimenticios ricos en sales, grasas, azúcares, condimentos”, indicó.

También advirtió que toda actividad física debe tener un previo calentamiento para evitar lesiones en articulaciones y músculos. Las metas que se propongan no deben ser muy altas sino paulatinas, “ir de menos a más”, de acuerdo al género, la edad y la experiencia previa.