La Bolsa de Valores de Tokio cerró a la baja en su última sesión de 2017, pero el índice bursátil Nikkei ganó casi un 20 por ciento en el periodo comprendido entre enero y diciembre y alcanzó el nivel más alto de fin de año de los últimos 26 años, lo que refleja la fortaleza del mercado japonés.

El Nikkei subió por sexto año consecutivo, estableciendo la más larga ganancia anual desde el colapso a principios de la década de 1990 de la economía de Japón.

La economía global más fuerte, así como la estabilidad política interna y la política monetaria ultrabaja del Banco de Japón ayudaron a elevar las ganancias corporativas japonesas en 2017, lo que a su vez ayudó a impulsar al Nikkei un 19.1 por ciento y al Topix un 19.7 por ciento.

"El principal impulsor del mercado fue una aumento en el crecimiento global", que elevó las ganancias corporativas y los precios de los productos básicos, destacó Maki Sawada, vicepresidente de Nomura Securities Co., y estimó que la tendencia continuará en 2018.

La estabilidad política interna después de la victoria abrumadora del Partido Democrático Liberal del primer ministro Shinzo Abe en las elecciones generales de octubre, así como  la continua relajación de la política monetaria del Banco de Japón y un tono relativamente débil del yen frente al dólar estadunidense también ayudaron a levantar el mercado, dijeron los corredores.

Al cierre de la jornada bursátil, el principal indicador tokiota, el Nikkei de 225 acciones, retrocedió 19.04 puntos (0.08 por ciento), al ubicarse en 22 mil 764.94 unidades, en su última sesión de 2017.

En tanto, el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, bajó 1.47 puntos (0.08 por ciento), para ubicarse en mil 817.56 unidades.

En China, el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en los mercados de Shanghai y Shenzhen avanzó 11.96 puntos, un 0.30 por ciento, al ubicarse en cuatro mil 030.86 unidades.

El Shanghai Composite Index registró una ganancia de 10.79 puntos (0.33 por ciento) para cerrar en tres mil 307.17 unidades.

A su vez, el Shenzhen Component aumentó 66.44 puntos (0.61 por ciento) para ubicarse en 11 mil 040.45 unidades, informó la agencia Xinhua.