Las municipalidades chilenas de Valparaíso, Viña del Mar y Concón realizaron hoy una prueba de los fuegos artificiales que se lanzarán en los primeros minutos del 1 de enero próximo, en el espectáculo pirotécnico denominado Año Nuevo en el Mar.

Los tres municipios que participarán en el espectáculo montaron esta noche en la Caleta Portales de este puerto, distante 120 kilómetros al noroeste de Santiago, un show pirotécnico de casi tres minutos, que fue presenciado por miles de personas en el borde costero.

Los habitantes de Valparaíso y Viña del Mar tuvieron la oportunidad de ver una pequeña muestra de lo que será el Año Nuevo en el Mar, el espectáculo más importante de su tipo en América Latina, que durará unos 20 minutos.

Unas 500 bombas de colores fueron lanzadas esta noche desde un sector de la caleta, para deleite de las miles de personas que se congregaron en la playa y en las calles cercanas a uno de los principales puntos turísticos de este puerto.

Dos minutos después de iniciado 2018, los organizadores del espectáculo iniciarán el lanzamiento de unas 30 toneladas de fuegos artificiales desde 18 puntos ubicados en el mar, frente a la costa de Valparaíso, Viña del Mar y Concón.

Entre las novedades de esta edición se encuentra un espectáculo con los colores de la bandera chilena y un efecto nuevo de caídas de cascadas de colores blancos hasta el mar, lo que sumará más de 70 mil disparos de fuegos artificiales.

Los habitantes de la Región de Valparaíso y turistas locales y extranjeros podrán apreciar el lanzamiento de la pirotecnia desde el borde costero y los cerros que tienen las tres ciudades, show que tiene un costo total de 1.3 millones de dólares.