A fin de proteger al mayor número de personas contra la influenza estacional y enfermedades respiratorias agudas y diarreicas debido a las bajas temperaturas, las autoridades de Salud capitalinas intensificaron la Campaña de Vacunación 2017-2018.

En la estación Insurgentes del sistema de transporte Metrobús, el encargado del Despacho de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, Román Rosales Avilés, precisó que el Sector Salud tiene proyectado aplicar dos millones 862 mil 492 dosis.

De estas aplicaciones, detalló, dos millones 737 mil 338 son contra la influenza y a la fecha se reporta un avance de más 61 por ciento de vacunación.

Acompañado del subsecretario de la dependencia, Raúl Ríos Garza, y del subgerente de Nuevas Tecnologías y Reducción de Emisiones, Félix Jacob Santiago, Rosales Avilés instó a los capitalinos a vacunarse para protegerse de las bajas temperaturas que provocan los frentes fríos.

Alertó que debido a que las enfermedades respiratorias provocan 60 por ciento de ausentismo laboral y 40 por ciento en las escuelas, los capitalinos, sobre todo los grupos vulnerables, deben estar vacunados y protegidos contra estos padecimientos.

Señaló que la protección máxima de la vacuna contra la influenza se alcanza a las dos semanas de habérsela aplicado.

El funcionario local dio a conocer que a nivel nacional se tienen reportados 413 casos de influenza, 72 por ciento es por virus AH3N2, 20 por ciento por influenza tipo B y muy pocos casos por AH1N1.

Gracias a la estrategia de vacunación, en la Ciudad de México solamente hay 42 casos confirmado, 39 por AH3N2, dos por influenza tipo A y un caso por virus tipo B, resaltó.

Como parte de la campaña de vacunación, mencionó que se aplican de manera gratuita y segura las vacunas contra la influenza, neumococo y rotavirus en los centros de salud y en las unidades de la red hospitalaria, así como en los módulos instalados en las 60 estaciones del Metro y 15 del Metrobús, entre otros lugares de mayor concentración.

Román Rosales recordó que la campaña está enfocada a personas que, por su condición, tienen mayor riesgo de contraer el virus de la influenza, como los menores de seis años de edad, adultos mayores, con padecimientos de asma y enfermedades pulmonares crónicas, cardiopatías, VIH/Sida, anemia; problemas renales, diabetes mellitus, artritis, así como mujeres embarazadas.

Recomendó a la población abrigarse adecuadamente, ingerir abundantes líquidos y alimentos ricos en vitamina A y C, como guayaba, toronja, limón, mandarina y naranja, además de lavarse las manos constantemente, usar gel antibacterial y evitar llevarse las manos a los ojos, nariz y boca al viajar en transporte público.