Un yihadista francés, miembro del Estado Islámico (EI) y vinculado con los extremistas que cometieron una serie de atentados en Toulouse y París en 2012 y 2015, fue detenido por las fuerzas kurdas en Siria, cerca de la frontera con Irak, informaron hoy medios franceses.

Se trata de Thomas Barnouin, radicalizado desde el inicio de la década del 2000, cercano a Mohamed Merah, autor de los atentados en Toulouse en 2012, y con Fabien Clain, más conocido por ser “la voz” que reivindicó los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París y Saint-Denis, que dejaron 130 muertos y más de 400 heridos.

Según la televisión francesa TF1, Barnouin fue detenido el pasado 17 de diciembre en Siria, donde se encontraba desde principios de 2014, junto con su esposa e hijos, por lo que era buscado por los servicios de inteligencia galos.

Junto a Barnouin, otros dos yihadistas franceses, Romain Garnier y Thomas Collange, fueron detenidos por el brazo militar del grupo kurdo-sirio Unidades de Protección del Pueblo (YPG).

Barnouin, de 36 años, ya había sido detenido en 2006 cuando trataba de combatir en Irak y condenado en 2009 a cinco años de prisión por la justicia francesa, sin embargo, en 2014 burló la vigilancia policial para volver a combatir junto al EI.

El yihadista, hijo de maestro, nació en la localidad de Mediodía-Pirineos, en el sur de Francia, donde un gran número de jóvenes radicalizados se reunían con Olivier Correl, más conocido como “El Emir Blanco”, detenido en 2015 por posesión de armas.

Las autoridades francesas, que calculan que uno 700 ciudadanos franceses se encuentran en Siria e Irak, luchando junto al EI, han reclamado a los tres detenidos, pero según medios locales podrían ser juzgados y ejecutados en Siria.