La osteoartritis es una enfermedad progresiva que llega a ser incapacitante y se presenta con mayor frecuencia en mujeres mayores de 40 años de edad, advirtieron médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Ramón Rojo López, director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 39 del IMSS en Tecate señaló que es una enfermedad crónica, deformante y progresiva que se caracteriza por la inflamación de articulaciones y tejidos circundantes; con dolor y entumecimiento.

Los daños son más comunes en dedos de manos y pies, y no obstante, resaltó, no se extraña que también se presente molestia en las muñecas, codos, hombros, caderas, rodillas y tobillos.

De no tratarse de manera oportuna, la afección puede trasladarse a cartílagos, huesos y ligamentos, provocando deformación y rigidez, lo que genera que el paciente tenga dificultad al momento de realizar movimientos, incluso los más sencillos, anotó.

Algunos pacientes requieren iniciar su tratamiento con rehabilitación física a base de ejercicios o fisioterapia, pero otros necesitan tratamientos más fuertes; lo más importante es eliminar el dolor e hinchazón en las articulaciones.

Para aliviar o disminuir el dolor, limitación y sufrimiento de este proceso inflamatorio, se puede recurrir a medicamentos modificadores de la enfermedad.

Estos medicamentos, de alguna forma u otra, contribuyen a disminuir los síntomas y con ello los daños que van más allá de coyunturas y afectan cualquier órgano del cuerpo.

Uno de los principales riesgos para desarrollar la enfermedad es el factor genético, pero también existen otros, como la edad y tener problemas de tabaquismo.

Al ser un padecimiento progresivo, la artritis no puede curarse, sólo controlarse; de tal manera que la vida de una persona con este padecimiento se complica, debido a que debe aprender a vivir permanentemente con cierto grado de dolor.

El director de la UMF 39 exhortó a sus derechohabientes y a la población en general, a asistir de manera frecuente con su médico familiar.

Estas visitas tienen como finalidad que les brinde la atención adecuada, valore diagnostique de manera oportuna si sus molestias se deben a este padecimiento y emita las recomendaciones necesarias para su atención y la mejora de su calidad de vida.