La “Historia gráfica del Congreso Constituyente, 1916-1917”, hecha para los diputados participantes en el Congreso Constituyente, en su versión original, ha sido reeditada, gracias a Manuel Fernando Lizardi, nieto del diputado Fernando Lizardi,  por el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM).

“Reproducimos esta memoria gráfica para que las nuevas generaciones de mexicanos conozcan a los autores de la Constitución Política que nos rige. Me congratula poner en manos del lector la primera edición de la “Historia gráfica del Congreso Constituyente, 1916-1917” que por su riqueza fotográfica complementa los trabajos de los testimonios que hemos publicado”.

Así los explicó a Notimex la doctora Patricia Galeana, Directora del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, tras señalar que estos testimonios sirven para estudiar y comprender una época. “Las fotografías capturan los eventos fugaces y los congelan para la posteridad, transformándolos en documentos históricos que reconstruyen el pasado”.

La reconocida historiadora reconoció que los protagonistas de la Revolución Mexicana nos han legado, a todos los mexicanos y al resto del mundo, testimonios orales, recuerdos escritos y memorias que conforman millares de documentos que nutren los  archivos. “Las fotografías y películas son documentos con información valiosa que nos permite reconstruir nuestro complejo pasado”.

Uno de los más trascendentales sucesos históricos durante el siglo XX en México, anotó la funcionaria, fue la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos el 5 de febrero de 1917, hecho que este año que termina fue conmemorado ampliamente. “En ella se plasmó gran parte de los anhelos que el pueblo demandó con las armas en la mano durante la Revolución”.

A lo largo de poco menos de tres meses -de noviembre de 1916 a enero de 1917- el Congreso Constituyente se reunió en la ciudad de Querétaro para discutir la Carta Magna que aún rige los destinos de esta nación. En medio de ese grupo de legisladores, militares, abogados, periodistas, asesores y gente del pueblo, se encontraban los hermanos Pedro y José Mendoza, excelentes fotógrafos.

Desde tiempo atrás, ambos habían registrado las actividades de Venustiano Carranza, el Primer Jefe del Ejército Constitucionalista. “Esos hermanos tuvieron la encomienda de cubrir con su cámara fotográfica las actividades del Constituyente: Discursos, debates, proyectos y aprobación de los artículos constitucionales. Entre la gritería y el gentío, los Mendoza tuvieron que abrirse paso”, señaló Galeana.

Dentro de esa dinámica, también tuvieron que preparar sus placas y registrar uno a uno cada instante de la discusión, seguir el paso del Constituyente que se arremolinaba en el interior del Teatro de la República, y hacer un registro casi cronológico de estos sucesos a través de su lente. “Esos fotógrafos nos legaron los testimonios gráficos del trascendental evento”, subrayó la historiadora.

Los rostros de los diputados que participaron en el Constituyente, y las imágenes de las extenuantes jornadas legislativas de los constituyentes en el recinto parlamentario en que se convirtió el Teatro de la República de la ciudad de Querétaro, las conocemos gracias  al trabajo de los Hermanos Mendoza. El INEHRM reprodujo en facsimilar esta magna obra, para gozosa admiración de los mexicanos.

El riguroso trabajo del historiador Aurelio de los Reyes permite conocer parte de la vida y obra de los Mendoza, fotógrafos poco estudiados entre los especialistas de la imagen, así como el contexto histórico de este álbum que consta de 316 fotografías.

La obra incluye también imágenes que esos hermanos adquirieron o les compartieron fotógrafos como Agustín Víctor Casasola, Jesús Gómez, Patricio Healy, Ernesto Hidalgo, Carlos Quiroz, Rafael Rentería y Rafael F. Sosa.

“El relato gráfico es cronológico, abarca desde el inicio de los trabajos del Congreso Constituyente, hasta la jura de la Constitución. Las primeras fotografías ilustran los trabajos de las comisiones que se encargaron de revisar las credenciales de los presuntos diputados, así como las manifestaciones que realizaron los habitantes de Querétaro en honor al Congreso”, abonó Galeana.

Aparecen tanto las fotografías de las diferentes comisiones de diputados que participaron en el análisis del proyecto de modificaciones de la Constitución de 1857 de Venustiano Carranza, como la toma de protesta de los diputados, la llegada del Primer Jefe para presentar su proyecto de reformas a la Constitución, las actividades al aire libre, y la crónica gráfica del inicio de los trabajos legislativos.

También las fotografías que se tomó Venustiano Carranza con todos los diputados constituyentes de los estados, así como los retratos con militares, periodistas, trabajadores y administrativos que participaron en los trabajos del Congreso. Completan el álbum 215 fotografías individuales de los diputados del Congreso Constituyente, lo que hace del presente libro una obra de gran valor.

“Las imágenes de los debates son pocas, en consideración a los días extenuantes que  tuvo el Constituyente para discutir la Carta Magna. Tras la firma y jura de la Constitución del 5 de febrero de 1917, los fotógrafos registran, finalmente, el banquete que cerró los  trabajos legislativos, así como el desfile conmemorativo”, concluyó la doctora Patricia Galeana, directora del INEHRM.