Para despedir el año en un ambiente festivo, de convivencia, reencuentros y reflexión, los capitalinos estiman gastar entre dos mil y tres mil pesos en la preparación de la cena.

Aunque los gustos, preferencias y presupuestos son diversos en cada familia de la Ciudad de México, de acuerdo con un sondeo realizado por Notimex, la cena tradicional incluye pasta, platillo principal -pavo, romeritos, bacalao, pozole, pierna o pollo- y ensalada dulce.

Estos platillos podrían ser acompañados con un ponche, refrescos, sidra o bebidas alcohólicas como tequila, además de las uvas para pedir los 12 deseos para el año venidero.

“Nos reuniremos unas 10 personas, las mismas que en Navidad, o quizá se integre una o dos más, pero ya hemos convertido en una tradición el día 31 y vale la pena darnos un gusto con la cena, la última del año”, comentó la señora Concepción Hernández.

Entrevistada afuera de una tienda de autoservicio, al sur de la Ciudad de México, compartió que su familia decidió preparar espagueti, pierna de cerdo, pollo al horno y ensalada de manzana, platillos serán acompañados con ponche, refrescos y sidra para brindar.

Calculó que en la cena desembolsarán unos dos mil 500 pesos, pero sin contar las uvas y alguna botella de tequila o whisky. El costo promedio de ambos productos es de 70 y 250 pesos, respectivamente.

Para el señor Ernesto Quiroz, quien festejará con sus cuatro hijos, esposa y suegros, la cena puede llegar a costar mil 500 pesos porque “siempre buscamos ser más prácticos y evitar gastar mucho”, y puntualizó que en esta ocasión comprarán unos cuatro pollos rostizados y en casa prepararán pasta, ponche y ensalada.

Mientras que la señora Margarita Hinojosa y otros 19 miembros de su familia destinarán hasta tres mil pesos en la preparación “de todo un poco para consentir a cada uno”, pues en su casa se hará pozole, tostadas de tinga de pollo y pata, romeritos y sopa de hongos.

“Nuestra cena es diferente a lo que tradicionalmente vemos en estas fechas, pero somos muchos y hay que consentir a los hijos, nietos, yernos y nueras. Todos, sobre todo los mayores, cooperan con la aportación económica y ayudan a preparar los alimentos”.

Dijo que si bien son platillos sencillos de preparar, el kilo de jitomate es uno de los ingredientes más caros para elaborar la tinga de pollo porque “en el supermercado anda entre 40 y 60 pesos si es saladet o de bola”.

Para 80 por ciento de los mexicanos, entrevistados por la empresa Deloitte, las cenas de Navidad y fin de año son lo primero que dijeron tener en mente al elaborar su lista de compras para esta temporada.

En las prioridades siguen la compra de ropa, con 68 por ciento; las mejoras o reparaciones a la casa, con 63 por ciento, y los regalos de Navidad, con 46 por ciento, según la Encuesta de Compras de Fin de Año 2017.

De los 500 consumidores entrevistados en línea, de entre 18 a 74 años de edad, el 88 por ciento señaló que los supermercados son el principal canal para adquirir los ingredientes para las cenas.

En tanto, la encuesta realizada por la Ofertia.com.mx, reveló que cada mexicano gastaría un promedio de dos mil 284 pesos en regalos, mil 606 pesos en la cena de Navidad y mil 841 para la cena de Año Nuevo.

Con la intención de hacer rendir el aguinaldo y realizar comprar inteligentes, recomendó elaborar una lista de aquellos productos que realmente se necesitan, comparar precios, planificar las compras y aprovechar las ofertas de las distintas tiendas.