El candidato republicano perdedor en las elecciones senatoriales especiales del estado de Alabama, el polémico juez conservador Roy Moore, presentó una demanda de último momento para invalidar el triunfo del demócrata Doug Jones al alegar fraude electoral.

El secretario de Estado de Alabama, John Merrill, quien tiene previsto anunciar la certificación de la victoria de Jones este jueves, descontó sin embargo la posibilidad de que la demanda de Moore tenga un impacto en el desenlace.

“Doug Jones será certificado este día a las 14:00 horas tiempo del este, 13:00 tiempo del centro”, dijo Merrill en una entrevista con CNN.

Señaló que el gobernador, el procurador y el secretario de Estado de Alabama firmarán los documentos oficiales que certifican el triunfo de Jones en las elecciones del pasado 12 de diciembre, para llenar la vacante del exsenador Jeff Sessions, actual procurador general de Justicia.

La demanda de Moore, cuya derrota fue vista como un serio revés político para el presidente estadunidense Donald Trump, quien lo apoyó en la recta final de las elecciones especiales, fue presentada ante una corte de Alabama.

De acuerdo con los abogados del juez conservador, el fraude electoral tuvo lugar cuando residentes de fuera del estado fueron supuestamente permitidos a votar en la elección.

La queja alega asimismo que se registraron irregularidades en el Condado Jefferson donde el 43 por ciento de la población es afroamericana y se registró una participación electoral de alrededor del 47 por ciento, por lo que según Jones, el nivel de participación electoral es altamente inusual y tratarse de un fraude electoral.

Sin embargo, el Partido Demócrata sostiene que el triunfo de su candidato obedeció a que invirtieron un millón de dólares para movilizar a la comunidad negra, que terminó votando en un 96 por ciento a favor de Jones, un porcentaje incluso superior al apoyo que dieron a Barak Obama en 2012.

Los partidarios de Jones visitaron más de 300 mil viviendas se hicieron más de 1.2 millones de llamadas telefónicas en apoyo a su candidato.

En contraste, Moore fue criticado en la parte final de los comicios debido a las acusaciones de varias mujeres que lo denunciaron por acoso sexual cuando eran menores de edad.

El presidente Trump apoyó inicialmente al rival republicano del juez Moore, pero después cambió su postura cuando éste ganó las elecciones primarias. Expertos hicieron notar que el presidente sufrió de esa forma una doble derrota electoral en el desenlace de los comicios.

El triunfo demócrata en el estado de Alabama dejará el balance de fuerzas en el Senado en 51 escaños republicanos y 49 demócratas, lo que podría tener el efecto de complicar la agenda legislativa del presidente Trump en 2018.