Al cierre de 2017, la Secretaría de Desarrollo Social local (Sedeso) opera los programas sociales nuevos, Escucha CDMX, Hábitos Saludables CDMX y Crecimiento Social Sostenido.

Destacó que por su trascendencia y beneficio para que las personas alcancen una mejor calidad de vida y abandonen la condición de vulnerabilidad, los programas fueron elevados a rango de ley por la Asamblea Legislativa, para fortalecer la política social.

Expuso que para emparejar el piso a favor de las personas más desprotegidas, este año aumentaron de 13 a 16 los programas sociales que opera y de 16 a 23 las acciones institucionales para atender a grupos prioritarios y vulnerables, principalmente, niñas, niños, adolescentes, personas mayores y con discapacidad, mujeres y mujeres trans.

En un comunicado, resaltó que los programas elevados a rango de ley durante este año tienen garantizada su permanencia a largo plazo, presupuesto y transparencia en las reglas de operación, así como la consolidación y fortalecimiento de la política social.

Detalló que el programa Hábitos Saludables CDMX, consiste en la entrega de paquetes bucodentales a niños en situación de vulnerabilidad, así como a estudiantes de educación pública de nivel preescolar y primaria.

Mientras que el programa Escucha CDMX, beneficia a personas con agudeza auditiva leve o moderada, ya que se les proporcionan aparatos auditivos.

A través del programa Crecimiento Social Sostenido, se capacita en oficios y creación de negocios a mujeres y mujeres trans víctimas de violencia familiar que residen en la Ciudad de México.

Agregó que en 2017 también se aprobaron nuevas normas que coadyuvan al fortalecimiento del Sistema Alimentario de la capital del país, como la Ley de Huertos Urbanos de la Ciudad de México que impulsa la producción local, fomenta el comercio justo, la agricultura sostenible, las buenas prácticas agrícolas y la seguridad alimentaria.

En tanto que la Ley de Donación Altruista de Alimentos, promueve orienta y regula donaciones de alimentos aptos para consumo y evita el desperdicio injustificado.

Además, se realizaron modificaciones a la Ley de Adquisiciones para el Distrito Federal, para crear la figura Proveedor Alimentario Social, con el objetivo de privilegiar el consumo de productos locales, mediante prácticas de compra e incentivos de los pequeños productores originarios de la Ciudad de México.

Por otra parte, se creó la Ley del Sistema de Alerta Social (SAS), que consiste en la entrega de una placa o pulsera para la atención oportuna de situaciones de emergencia y extravío de habitantes.

También se elevó a rango de ley el programa Por tu Familia, Desarme Voluntario, para garantiza la paz social, además surgió la Ley de Albergues y Centros de Día Públicos de Asistencia Social y Privados, Lucrativos y no Lucrativos para Personas Adultas Mayores.

Entre las 23 acciones institucionales con las que cierra la Sedeso este año, se encuentra Niñas y Niños Fuera de Peligro, que se suma a las que ya venía operando la dependencia.

Resaltó que los tres nuevos programas sociales a cargo de la Sedeso forman parte de los 11 que aprobó el Comité de Planeación del Desarrollo Social de la Ciudad de México (Coplade-CDMX) durante este año, con los que suman 170.