La Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados analiza una iniciativa de ley para elaborar protocolos que atiendan de manera expedita todos los tipos de violencia contra las mujeres y facilitar la atención de sus denuncias.

La reforma a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia que propone la diputada Brenda Borunda Espinoza establece la elaboración y difusión de protocolos a fin de atender casos de violencia psicológica, física, patrimonial, económica, sexual, docente y laboral contra niñas y mujeres.

Las instituciones encargadas de esta función serían las secretarías de Gobernación, Desarrollo Social, Seguridad Pública, Educación Pública, Salud y la Procuraduría General de la República.

Asimismo, el Instituto Nacional de las Mujeres, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia y los mecanismos para el adelanto de las mujeres en las entidades federativas.

El documento hace referencia a cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en 2016, que revelan que 66.1 por ciento de las mujeres fueron víctimas de violencia.

En 2011, el porcentaje fue de 62.8 por ciento y en 2006, 67 por ciento de las mujeres del país había sufrido algún tipo de violencia, en cualquiera de sus formas, independientemente de su edad, escolaridad, estado civil o si habitaban en una zona urbana o rural.

Indicó que en México persiste la situación de vulnerabilidad en la que expone a mujeres y niñas a sufrir violencia perpetrada en su contra, por ello es crear y difundir los protocolos previstos para atender la violencia contra este sector de la población.