La cena de año nuevo es la última de las fiestas decembrinas, antes de la tradicional Rosca de Reyes, por lo que las personas con diabetes deben mantener bajos los niveles de azúcar en la sangre, esto, a través del cuidado de la alimentación.

Así lo informó la académica de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Mónica Ancira Moreno, quien destacó que los alimentos con mayor cantidad carbohidratos son los encargados de elevar en mayor medida la glucosa en la sangre.

“La clave es controlar raciones y elegir preparaciones, los alimentos aportan muchos nutrimentos, pero sobre todo los que van a aportar a nuestro organismo grasas, proteínas y carbohidratos, estos últimos van a elevar en mayor medida la azúcar en la sangre”, dijo.

Las personas con diabetes deben elegir carbohidratos de mejor calidad, como los de alto contenido en fibra, cereales sin refinar, con granos enteros en su preparación, y que no tengan azúcar añadida, explicó Ancira Moreno a UNAM Global.

“Un punto muy importante es leer etiquetas. Para evitar el jarabe de alta fructuosa, un ingrediente que tenemos que evitar porque eleva drásticamente la glucosa en nuestra sangre”, expuso.

La especialista refirió que las personas con diabetes deben monitorear cada mañana, después de un ayuno de ocho horas, la glucosa, y luego medirla después de consumir alimentos.

Sugirió, mantenerse activo, como aprovechar las fiestas decembrinas para bailar. En cuanto a la alimentación, controlar las raciones y elegir platillos cocinados al horno o asados, sin crema, aderezos, fritos o empanizados.

Ingerir agua natural, té o infusiones en lugar de refrescos y jugos. Limitar las bebidas alcohólicas o tomar una sola ración sin combinarlas con líquidos azucarados, son otras recomendaciones que deben tener en consideración los diabéticos.

Ancira Moreno pidió a las personas no calentar demasiado el aceite al cocinar, y agregar rápido los alimentos para su preparación. Además, invitó a los diabéticos a realizar cuatro o cinco comidas al día, para evitar comer demás por la noche.